Economía

Advierten en Venezuela sobre peligro de "tsunami cambiario"

12 febrero 2014 4:37 Última actualización 16 junio 2013 14:32

 [Bloomberg] 


 
Notimex
 
Caracas.- Venezuela está en la antesala de un "tsunami cambiario" que podría traer como consecuencia altos niveles de inflación, incluso de hasta tres dígitos, advirtió hoy a Notimex el economista Pedro Palma.

"La situación tendría efectos devastadores en la economía venezolana, a menos que se rectifiquen las actuales políticas de control, tanto de cambio como de precios", precisó el expresidente de la Academia Nacional de Ciencias Económicas de Venezuela (ANCEV).

Palma dijo que observa muy difícil que en Venezuela se regularice el suministro de divisas, porque las reservas líquidas están en "un nivel crítico, de menos de dos mil millones de dólares, que representan 15 días de importaciones de bienes".

"El más reciente reporte sobre las reservas del Banco Central de Venezuela (BCV) dio un saldo de 25 mil 070 millones de dólares, pero constituidas en su mayoría por oro y otros instrumentos no liquidables", resaltó el excatedrático universitario.

Denunció que en la actualidad se depende en forma excesiva de las divisas que pueda inyectar la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), "que está muy limitada por sus compromisos internacionales y por la presión de financiar un cuantioso gasto social".

"Venezuela vive una situación similar a las que precedieron el desmontaje de los controles de cambio de 1989 y 1996, cuando se produjeron ?megadevaluaciones? del tipo de cambio, generando precios muy elevados y graves consecuencias sociales", sentenció.

Palma sostuvo que si la inflación de mayo pasado fue de 6.1 por ciento, se puede proyectar que en el año llegará a más de 70 por ciento si se mantiene esa tendencia alcista en el resto de 2013.

"Venezuela cuenta con un ingreso petrolero sólido y con una capacidad de ajuste y posibilidades de evitar que se produzca una crisis inflacionaria, pero para eso hay que cambiar políticas. Los controles están resultando contraproducentes", afirmó.

Para Palma, lo más grave es la crisis productiva, porque "las expropiaciones de empresas privadas provocaron que en esas unidades se haya registrado una caída de 60 por ciento promedio de la producción, lo que ocasionó un fuerte desabastecimiento y escasez".

Además, el experto afirmó que se está registrando un incremento muy grave del endeudamiento, "lo que complicó la capacidad del gasto público como dinamizador económico, una capacidad, por cierto, ya severamente disminuida".