Economía

Target admite que tardó en reaccionar ante el ciberataque de diciembre

Target aceptó que su equipo encargado de la seguridad detectó actividad sospechosa pero que, luego de ser evaluada, se determinó que no se justificaba un seguimiento. 
AP
14 marzo 2014 14:32 Última actualización 14 marzo 2014 16:23
 [Target informó que el email, el cual ofrece servicios gratuitos de monitoreo de crédito a los posibles perjudicados por el robo de datos, es legítimo. / Bloomberg]  

La segunda tienda de descuentos en Estados Unidos acepta que fue tardía su reacción ante el ciberataque masivo de diciembre. (Archivo)

NUEVA YORK.- Target Corp., la segunda cadena de tiendas de descuento más grande de Estados Unidos, admitió que su programa de cómputo encargado de seguridad detectó actividad sospechosa desde noviembre, pero decidió no tomar medidas de inmediato.

La admisión ocurre después de que Bloomberg Newsweek reportó que el equipo de seguridad de Target en Bangalore recibió alertas de seguridad el 30 de noviembre, que indicaban que había aparecido en su red software malicioso. Entonces advirtió al equipo de seguridad en la oficina central en Minneapolis.

"Como cualquier compañía grande, cada semana se suscitan en Target una enorme cantidad de hechos técnicos y son puestos en bitácora", dijo en un comunicado Molly Snyder, vocera de Target.



"A través de nuestra investigación, nos enteramos después de que estos criminales ingresaron a nuestra red, que una cantidad pequeña de su actividad fue reportada a nuestro equipo. Esa actividad fue evaluada y se actuó en consecuencia. Con base en la interpretación y evaluación de esa actividad, el equipo determinó que no justificaba un seguimiento inmediato", afirmó.

"Con la sabiduría que da la experiencia, estamos investigando si, de haber realizado juicios diferentes, el resultado pudo haber sido otro".

Target continúa lidiando con el golpe que recibió su sistema de seguridad después de que reveló a mediados de diciembre que piratas cibernéticos robaron números de tarjetas de crédito y datos personales de millones de sus clientes.

Target anunció la semana pasada que su directora de información, Beth Jacob, había renunciado y que se estaba buscando un reemplazo interino. Añadió que estaba trabajando para rediseñar algunas de sus divisiones encargadas de seguridad y tecnología.

Las ventas, utilidades y el precio de las acciones de Target han bajado desde el robo de datos. La compañía reportó el mes pasado que sus ganancias en el cuarto trimestre de 2013 cayeron 46 por ciento ante un descenso de 5.3 por ciento en sus ingresos, ya que el robo de datos ahuyentó a muchos clientes.

Las ventas de Target se han estado recuperando conforme transcurre el tiempo, pero la empresa cree que sus negocios estarán lentos durante algún tiempo.

Emitió un pronóstico de ganancias para el trimestre actual y el año entero por debajo de las expectativas de Wall Street, debido a que enfrenta altos costos relacionados con el ciberataque.

Target reveló el 19 de diciembre que la intrusión comprometió 40 millones de cuentas de crédito y débito entre el 27 de noviembre y 15 de diciembre.

Después, el 10 de enero, dijo que piratas informáticos robaron información personal -incluidos nombres, números telefónicos y direcciones de correo electrónico- de hasta 70 millones de clientes.