Economía

Administrador de patrimonios suizo busca millonarios de América Latina

El tercer administrador de patrimonios más grande de Suiza, Julius Baer, busca nuevos capitales de América Latina, luego que en Estados Unidos y Europa se han impuesto enérgicas medidas contra las cuentas no declaradas en el extranjero.
Bloomberg
04 abril 2014 20:56 Última actualización 05 abril 2014 5:0
Julius Baer puede tomar depósitos en Nassau, Bahamas, Europa y Asia. (Foto: Bloomberg)

Julius Baer puede tomar depósitos en Nassau, Bahamas, Europa y Asia. (Foto: Bloomberg)

Julius Baer Group Ltd., el tercer administrador de patrimonios más grande de Suiza, está buscando acuerdos en América Latina, donde los millonarios trabajan cada vez más con bancos locales.

“América Latina representa para Julius Baer un mercado clave donde quiere crecer más”, dijo Boris Collardi, máximo responsable ejecutivo de la empresa de Zúrich, Suiza, luego de una presentación ante periodistas en Sao Paulo. “Nos interesa principalmente desarrollar más nuestro programa tanto orgánicamente como a través de adquisiciones selectivas”.

Julius Baer sumó unos 6 mil 800 millones de dólares de activos de clientes administrados en el primer trimestre, incrementando su tenencia en GPS Investimentos Financeiros e Participações SA, un administrador de Brasil, el mercado de gestión de patrimonios más grande de la región.

Es probable que Julius Baer haya pagado unos 100 millones de francos (112 millones de dólares) por aumentar su participación en GPS desde 30 por ciento hasta 80 por ciento, según una estimación de Mediobanca SpA.

Los bancos de Suiza, el refugio financiero internacional más grande del mundo, están tratando de incrementar los activos de clientes provenientes de las regiones de mercados emergentes, como Asia y América Latina, luego de que medidas enérgicas adoptadas por los gobiernos estadounidense y europeos contra las cuentas bancarias no declaradas en el exterior mellaron el crecimiento en los mercados internacionales tradicionales.

La riqueza latinoamericana privada crecerá más de 8 por ciento anual hasta 5.9 billones de dólares para 2017, dijo Boston Consulting Group en un informe el año pasado.

Integrar a Merrill

Julius Baer está integrando las unidades de gestión de patrimonio de Merrill Lynch en América Latina, Europa, Medio Oriente y Asia adquiridas a Bank of America Corp. en 2012, en tanto intenta competir con los gestores de patrimonio más grandes de Suiza, UBS AG y Credit Suisse Group AG. El acuerdo incluyó unidades en Uruguay, Chile y Panamá.

Julius Baer, que a fines de diciembre supervisaba 254 mil millones de francos suizos para sus clientes y no brinda cifras sobre los activos manejados por región, considera a Brasil como “un mercado principalmente local”, en tanto México y Chile muestran una “tendencia similar” hacia la gestión interna, dijo Collardi.

La proporción de riqueza privada de Brasil contabilizada fuera del país podría caer desde 30 por ciento hasta 25 por ciento y los millonarios que sí envían dinero al exterior prefieren cada vez más a los Estados Unidos antes que a Suiza, dijo en una entrevista telefónica el 2 de abril Daniel Kessler, consultor en BCG con sede en Zúrich.

Suiza ha acumulado aproximadamente un 30 por ciento de la riqueza privada de Brasil en el exterior, en tanto una cantidad igual está guardada en los Estados Unidos, según BCG. Entre 25 por ciento y 28 por ciento de los fondos están en el Caribe, mientras que el resto está registrado principalmente en Londres y las Islas del Canal.

“No hemos visto salidas de Suiza, pero una excesiva proporción de dinero nuevo está yendo más que antes a los Estados Unidos”, dijo Kessler. “Muchos de estos clientes tienen una adhesión estrecha con los Estados Unidos. Tienen una segunda residencia en el país y sus hijos estudiando allí”.

Julius Baer también puede tomar depósitos en Nassau, Bahamas, Europa y Asia, y está desarrollando a Panamá como centro internacional para la región, pero a diferencia de UBS o Credit Suisse, o Deutsche Bank AG de Alemania, no tiene una presencia en los Estados Unidos. “No nos sentimos en desventaja”, dijo Collardi.