Economía

¿Adiós a la pechuga ‘leñosa’ de pollos?

La tercer procesadora de aves más grande de EU, dijo que el engorde de aves podría empezar a desacelerar en función de evitar pechugas de textura 'leñosa', problemática que creen que podría ser peor en las aves más pesadas.
Valente Villamil
28 agosto 2016 21:43 Última actualización 29 agosto 2016 4:55
Etiquetas
Pollos

La carne leñosa se utiliza para hacer nuggets de pollo y la tierna va para ensaladas. (Cuartoscuro)

En lo que a pollos respecta, 2017 podría venir con ejemplares menos ‘chonchos’.

Sanderson Farms Inc., la tercera mayor procesadora de esas aves en Estados Unidos, dice que el engorde de aves podría empezar a desacelerar. Tras pasar décadas engordando cada vez más sus pollos, ahora algunos productores están comenzando a reducir los pesos para evitar pechugas de textura “leñosa”, dijo Joe Sanderson Jr., máximo responsable de Sanderson, con sede en Laurel, Mississippi. La textura problemática es una cuestión de genética, pero el problema parece ser peor en las aves más pesadas, dijo.

Un achicamiento de los pollos constituiría una reversión abrupta de años de engorde creciente de las aves domésticas. Los pollos estadounidenses criados para carne pesaron en promedio 2.83 kilos en 2015, casi el doble que en 1955 y más del triple que en 1925, según la página web del National Chicken Council.

Sin embargo, el crecimiento de las aves implicó que se detectara con más frecuencia la llamada pechuga leñosa, término que describe la textura áspera y no el sabor ni la calidad de la carne, dijo Sanderson, que no quiso identificar las empresas que están reduciendo el peso.