Economía

Adeudos derriban estimados del sector de la construcción

10 febrero 2014 4:27 Última actualización 04 septiembre 2013 5:5

[Empresarios señalan desaparición de compañías / Cuartoscuro]


 
Isabel Becerril
 
 
La industria de la construcción bajó sus expectativas de crecimiento para 2013, de 2.2 por ciento a 1.8 por ciento; el principal problema de este ajuste se debe a la falta de las licitaciones públicas, la concreción de obras públicas y los impagos en que han incurrido desde hace 12 meses los gobiernos de los estados y municipios, así como algunas dependencias federales.
 
 
Luis Zárate Rocha, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), explicó que la lentitud con la que se han llevado a cabo las licitaciones, no sólo ha ocasionado el cierre de algunas empresas, también la pérdida de 200 mil empleos en el sector.
 
 
En conferencia de prensa, recordó que la industria arrancó 2013 con 5 millones 500 mil plazas laborales, mientras que hoy la cifra se ubica en los 5 millones 300 mil fuentes de trabajo.
 
 
Aseguró que el monto total de los pasivos de los estados y municipios con alrededor de mil constructoras suma 3 mil millones de pesos; de enero a la fecha esta deuda se redujo sólo 25 por ciento.
 
 
Señaló que el principal deudor es el gobierno de Chiapas, seguido por Coahuila; en contraste con Quintana Roo y Estado de México.
 
 
El dirigente de la CMIC destacó que la industria sumó una caída de 1 por ciento en el periodo enero-agosto, sin embargo y pese a este resultado, aseguró que el último trimestre de 2013 se dará el “boom” de la construcción.
 
 
Aunque aclaró que la recuperación económica del sector será a partir de 2014, que es cuando se espera que ya estén licitadas buena parte de las obras anunciadas este año y se prevé una recuperación de 4 por ciento.
 
 
Dicho comportaminto dependerá, explicó, del arranque de los programas de infraestructura anunciados a nivel federal por un monto de 1.3 billones de pesos y que se establecieron a través de los 107 compromisos hechos por el presidente Enrique Peña Nieto durante su campaña.
 
 
Además por parte del Estado se han dado autorizaciones por 3 mil 300 millones de pesos en diferentes dependencias.