Economía

Acuerdos con vivienderas muestran un lento avance

A pesar de que los acuerdos han tomado más tiempo de lo esperado, Santander tiene expectativas acerca del futuro de esta relación y las ventajas del nuevo panorama económico mexicano.
Jeanette Leyva Reus
04 febrero 2014 20:20 Última actualización 05 febrero 2014 5:0
Bancos

Sector privado presenta incrementos.

El Grupo Financiero Santander reconoció que el proceso de acuerdo con las tres principales vivienderas del país ha sido más lento “de lo que hubiera sido deseables, pero está al final”.

Marcos Martínez, presidente Ejecutivo del grupo, aseguró que ya están más cerca de tener un “acuerdo más concreto con una de ellas” y avanzan rápido con las otras dos, sin precisar el nombre de las empresas constructoras de vivienda.

En conferencia telefónica desde España, Martínez Gavica, indicó que el proceso para llegar a un acuerdo con las vivienderas ha sido a paso lento, pero “la expectativa es que de aquí en adelante tengamos un arreglo que permita que salgan haciendo su trabajo y que el país reciba la oferta de vivienda que está necesitando”.

Las provisiones realizadas por las vivienderas, dijo ya están “suficientemente bien hechas, por lo que ya no han afectado nuestros resultados, únicamente lo afectaron en mayo y no pensamos que necesitamos más, pensaba que nos iban a sobrar unas cuantas, pero como nos hemos tardado mucho igual ya no nos sobran para poder regresar parte de esas provisiones”.

De acuerdo con el reporte de resultados, en el segundo trimestre del 2013, por el tema de vivienderas el grupo reservó 330 millones de pesos adicionales.

De forma anualizada, las reservas preventivas del banco crecieron en 36 por ciento, en 2012 la institución reservó nueve mil 444 millones de pesos, al cierre de 2013 ascendieron a 12 mil 852 millones de pesos.

Pese a ello, el grupo entregó a sus accionistas más de 20 mil millones de pesos vía el pago de dividendos al cierre de 2013.

Martínez Gavica, consideró que “lo importante es que se vea la luz de una estrategia que se tiene en el grupo para hacer más eficiente su capital, por eso hay un dividendo muy importante, igual que habrá en Brasil e Inglaterra en estos días”.

Antes de concluir el año pasado, recordó que la institución hizo una emisión de deuda por 16 mil 900 millones de pesos a lo que se le sumó las utilidades registradas en 2012, esta emisión permitió fortalecer su capital.

“El banco Santander, accionista España compró el 75 por ciento del bono y el 25 por ciento se ofreció al público en general, teniendo una demanda de casi 9 veces, sí hay un dividendo extraordinario, pero tiene que ver con esta estrategia”.

Para este año, estimó podrían otorgar el 50 por ciento de las utilidades a sus accionistas vía el pago de dividendos, “lo que sucede tradicionalmente, sin tener una política anunciada oficialmente, tradicionalmente se reparte el 50 por ciento de las utilidades, el 100 por ciento cuando es extraordinario, como se presentan las cosas ahora, es probable que sea el 50 por ciento”.

CRECIMIENTOS

Con la aprobación de las reformas estructurales, prevé que la perspectiva que tienen sobre el crecimiento de la economía mexicana se modifique de 3 hasta un 3.5 o 4 por ciento.

“El Pronóstico oficial es de 3 por ciento, a pesar de que hay esas eventualidades, y están afectando transitoriamente a las economías emergentes sobre todo en el tipo de cambio, no pensamos que tengan repercusiones de gran calado fuera de Argentina, quizás haya mayor afectación por la desaceleración de la economía China”.

Independientemente de la reforma fiscal que afectó a algunas empresas en el inicio del año por las nuevas tasas impositivas, aseguró que ven “un ánimo muy renovado, al ver a México como un gran destino de inversión por la aprobación de las reformas”.

En materia crediticia tienen previsto crecer la cartera de crédito alrededor del 15 por ciento, por lo que afirmó “creceremos por encima del sistema financiero mexicano”.