Economía

Gasoducto unirá México y Guatemala: Pérez Molina

En el marco de la reunión del WEF en Panamá, el mandatario guatemalteco adelantó que un gasoducto con un valor de 600 a 700 millones de dólares unirá a su país con México; el convenio se firmará este mes.
Leonardo Kourchenko / Enviado especial
02 abril 2014 21:28 Última actualización 02 abril 2014 21:45
 [Cortesía] Otto Pérez Molina dice que por las leyes electorales en Belice, Guatemala hubiera ido a la consulta popular "en desventaja". 

[Cortesía] Otto Pérez Molina dice que por las leyes electorales en Belice, Guatemala hubiera ido a la consulta popular "en desventaja".

PANAMÁ. Un gasoducto con un valor de 600 a 700 millones de dólares unirá a México con Guatemala y abrirá “infinidad de oportunidades” para el país centroamericano y la región, destacó el presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina, en entrevista con El Financiero.

En el marco de la reunión del Foro Económico Mundial que se efectúa en Panamá, el mandatario agradeció a su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, el apoyo para concretar el proyecto, que en unos cuatro años estará listo, y dijo que la firma del respectivo convenio tendrá lugar el 28 de abril durante la Convención de Estados del Caribe en Mérida.

“Esto empezaría simultáneamente con la construcción de una planta generadora de energía que va a ser abastecida precisamente por ese gasoducto, pero luego la infinidad de oportunidades que se abren es importantísima”, resalto.

Pérez Molina indicó que los demás jefes de Estado estarán interesados en que la vía energética se extienda a sus respectivos países, una vez que se haga realidad la conexión de 700 kilómetros entre México y Guatemala. Al respecto, insistió en que cada vez crecen más las relaciones entre ambos países a lo largo de sus mil kilómetros de frontera, lo que favorece su crecimiento.

En cuanto al tema de la legalización de los estupefacientes, que ha planteado en el seno de la Asamblea General de Naciones Unidas como opción en el combate al narcotráfico, el presidente de Guatemala apuntó que se trata de cambios profundos que llevan tiempo.

“Lo importante es que hoy para los jefes de Estado en función, por primera vez, deja de ser un tema que ha sido como un mito o un tabú”, subrayó.

Centroamérica y México, estableció, no son ni grandes productores ni consumidores de enervantes, pero se hallan en la ruta del narcotráfico y eso obliga a buscar métodos diferentes.

“Nosotros creamos en Guatemala una comisión que no son funcionarios del gobierno, sino personas reconocidas, que están analizando todo esto para llegar a conclusiones que nos recomendarán al gobierno con las acciones que debemos tomar”, detalló.

Las recomendaciones de la comisión, que incluirían la legalización y la siembra controlada, así como la venta con fines medicinales, se darán a conocer en octubre o noviembre, detalló.