Economía

Acuerdo climático requiere inversiones
por 16.5 bdd

Las metas del acuerdo sobre cambio climático, concretado en las Naciones Unidas, establecen que los 195 países involucrados requerirán 16.5 billones de dólares para invertir en energías renovables, de acuerdo con la Agencia Internacional de Energía.
Bloomberg
13 diciembre 2015 22:24 Última actualización 14 diciembre 2015 5:5
energía eólica

195 países requerirán de 16.5 billones de dólares de gasto en energías renovables.(Bloomberg)

El acuerdo alcanzado en las Naciones Unidas respecto a las pláticas sobre el cambio climático requiere una revisión de proporciones históricas para las políticas energéticas en todo el mundo y una gran inversión para limpiar la contaminación que está dañando la atmósfera del planeta.

Las metas delineadas en el acuerdo del sábado, que involucran a 195 países requerirán de 16.5 billones de dólares de gasto en energías renovables y en eficiencia energética hasta 2030, de acuerdo con la Agencia Internacional de Energía (IEA por sus siglas en inglés).

Para lograrlo, los gobiernos tendrán que ofrecer incentivos para la producción de energías limpias, reducir el apoyo a los combustibles fósiles como el petróleo, hacer las emisiones más costosas y reducir la deforestación.

Los cambios tocarán industrias desde el transporte hasta la construcción y alentará a las personas a cambiar su conducta.
“La fortaleza del acuerdo es que permite que una política de mil flores brote”, dijo Paul Bledsoe, asistente durante la administración del presidente estadounidense Bill Clinton, en una entrevista en París donde el trato fue sellado.

“Esto envía un mensaje económico poderoso de que los combustibles fósiles serán aparejados con primas financieras y legales para permanecer como parte de la mezcla energética y que las energías limpias disfrutarán de subsidios”.

El acuerdo busca limitar el incremento de la temperatura global desde la Revolución industrial de los siglos XVIII y XIX de 2 grados Celsius, al tiempo que llama a las naciones a “perseguir los esfuerzos para limitar que la temperatura se eleve 1.5 grados”.

La meta más ambiciosa implica amplios recortes a las emisiones de combustibles fósiles quemados en el mundo.