Economía

Actividad manufacturera de EU se desacelera
en marzo

Pese a la baja, el ritmo de crecimiento y las contrataciones continuaron fuertes, por lo que analistas destacan que los efectos del crudo invierno han comenzado a disiparse.
Reuters
24 marzo 2014 9:44 Última actualización 24 marzo 2014 9:44
Hombre soldando

(Bloomberg)

NUEVA YORK.- La actividad manufacturera de Estados Unidos se desaceleró en marzo tras acercarse el mes pasado al máximo en cuatro años, pero el ritmo de crecimiento y las contrataciones continuaron fuertes, mostró un informe sectorial el lunes.

La firma de datos financieros Markit dijo que su índice preliminar basado en los gerentes de compras del sector manufacturero bajó a 55.5 desde 57.1 en febrero.

Las lecturas superiores a 50 indican expansión. Los economistas esperaban un dato de 56.5.

Sin embargo, el número estuvo cómodamente arriba del 53.7 de enero, sugiriendo que los efectos del crudo invierno han comenzado a disiparse.

El componente de nuevos pedidos cayó a 58.0 desde 59.6 en febrero, en parte como resultado de un declive de la demanda internacional, dijo Markit.

La producción descendió a 57.5 desde 57.8 mientras que las firmas tomaron trabajadores por noveno mes seguido.

El sondeo "aumenta la evidencia de que el sector ignoró la debilidad relacionada con el clima, que se vio previamente este año", dijo el economista jefe de Markit, Chris Williamson, agregando que las lecturas aun sólidas de la producción y nuevos pedidos eran datos "alentadores".

La mayoría de los economistas prevén que el frío invierno que vivió la mayor parte del país en enero y febrero haya limitado la expansión del primer trimestre.

La economía estadounidense se expandió el 2.3 por ciento en los cuatro meses finales de 2013.

Williamson dijo que las recientes tendencias del sector manufacturero -un crecimiento anualizado de 4 por ciento y la creación de 10 mil a 15 mil empleos por mes- de todos modos impulsarán el crecimiento de la economía en el país.

La medición preliminar de Markit se basa en respuestas de 85 por ciento de los manufactureros estadounidenses encuestados.