Economía

Debilidad en industria empeora en el semestre

El desempeño de la producción de gas y petróleo, así como la actividad minera, fueron factores que generaron que en el primer semestre del año la producción industrial creció apenas 0.7 por ciento en comparación con el mismo periodo del año anterior.
Thamara Martínez
11 agosto 2016 9:3 Última actualización 12 agosto 2016 5:5
energía eléctrica

(Bloomberg)

La debilidad por la que atraviesa el sector industrial en México se agudizó en el primer semestre de este año, ante la contracción en la actividad petrolera y la desaceleración en las manufacturas, principalmente.

El INEGI informó que entre enero y junio la producción industrial creció apenas 0.7 por ciento, en comparación con el mismo periodo del año anterior. Este fue su peor desempeño en tres años, desde 2013.
“El primer semestre fue muy negativo”, mencionó Alejandro Cervantes, subdirector de economía nacional de Grupo Financiero Banorte.

Explicó que el resultado responde particularmente a tres factores: la recesión que atraviesa el sector minero, la producción manufacturera afectada por los bajos precios de los commodities y la demanda estadounidense, y por último la disminución de obras públicas.

En junio la producción de la industria creció 0.3 por ciento anual, en las cifras ajustadas por estacionalidad. En la minería la variación fue negativa, en 5.7 por ciento, mientras que las manufacturas avanzaron 0.8 por ciento y la construcción lo hizo en 3.1 por ciento.


De acuerdo con analistas de Banamex, la debilidad del sector se explica principalmente por el desempeño de la producción de gas y petróleo, así como la actividad minera.

“Los precios del petróleo más bajos siguen impactando al desempeño de ambas actividades”, apuntó en un reporte Raúl Rodríguez, analista económico del grupo financiero.

Al cierre del primer semestre, la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, agua y gas, fue el subsector de mayor expansión de la industria, con una alza de 4.1 por ciento frente a la primera mitad de 2015.

Por el contrario, la actividad minera continúo limitando el avance de la actividad industrial del país con una baja de 3.7 por ciento anual.
En el desglose, la extracción de petróleo y gas se contrajo 2.8 por ciento y los servicios relacionados con la minería cayeron 19.6 por ciento.

En tanto, la producción en la industria de la construcción subió 2.4 por ciento, inferior al 3.9 por ciento reportado en la primera mitad del 2015.
En el segmento de edificación el avance fue de 4.5 por ciento mientras que en la construcción de proyectos de ingeniería civil se reportó una disminución de 3.7 por ciento.

Este rubro ha sido afectado significativamente por los recortes realizados al gasto del sector público, ya que disminuyeron los recursos destinados a la construcción de infraestructura.

LENTO AVANCE EN FÁBRICAS
La industria manufacturera continuó perdiendo dinamismo y creció apenas 1.3 por ciento entre enero y julio, su peor cifra en tres años.
Leticia Armenta, directora del Centro de Análisis Económico del ITESM, advirtió que para la manufactura hay un muy bajo crecimiento y a su interior se registraron algunas pérdidas.

“Hay un gran conjunto de industrias, casi podríamos decir que la mitad de las manufacturas están con signos negativos en el mes de junio”, alertó.

Sin embargo, los analistas prevén un mejor desempeño hacia el segundo semestre, ante mejores perspectivas para industria manufacturera estadounidense y por el dinamismo del mercado interno.

Cervantes estimó que el crecimiento de esta actividad será mayor por el dinamismo que ha presentado la demanda interna, “consideramos que se traducirá en una mayor demanda interna por bienes manufactureros mexicanos, por otra parte la depreciación de la divisa mexicana durante la primera parte del año debería tener un impacto positivo sobre las exportaciones mexicanas de bienes manufactureros finales”, explicó.

MINERÍA SIN ESPERANZAS DE MEJORAR
Los especialistas advirtieron que los magros resultados que se observan en la industria minera se mantendrán durante el segundo semestre de este año.

“El indicador más afectado es la minería, pero tristemente no es nuevo”, dijo Armenta, quien explicó que la caída que se observó en el sector no es un punto en el tiempo en el que se desaceleró, sino que esta caída comenzó ya meses atrás y advirtió que se ve muy difícil que esto se pueda revertir.

“En minería, el principal componente es el petróleo y está hasta el momento muy asociado a las decisiones de Pemex, sabemos perfectamente que por una cuestión presupuestal es difícil que en el corto plazo Pemex revierta esta situación”, advirtió.

La analista consideró que con la Ronda 2, es donde pudiera ser posible que se dieran las primeras asociaciones entre Pemex y otras empresas, se podría ayudar a revertir precisamente esa estadística, pero insistió en que en el corto plazo “eso no va a ser posible, lo veremos en el mejor de los casos el próximo año”, mencionó.

La recesión del sector minero y la debilidad de la industria manufacturera han arrastrado a la baja al total de la actividad industrial, el cual registó su peor semestre en tres años.
:
>