Economía

Actividad fabril de la Eurozona en máximo de 10 meses por euro débil

El dato de la actividad manufacturera de la Eurozona viene a confirmar que la recuperación económica de la región está en marcha. El PMI de las fábricas subió en marzo a 52.2, un máximo de 10 meses.
Reuters
01 abril 2015 11:57 Última actualización 01 abril 2015 12:6
Actividad manufacturera en la Zona Euro

Marzo registró el mayor aumento de nuevos pedidos de exportación desde abril del 2014. (Bloomberg)

LONDRES.- La actividad manufacturera en la Zona Euro se aceleró más que lo previsto el mes pasado, sumándose a las señales de que la economía del bloque se está recuperando, según una encuesta empresarial.

Cualquier indicio de un repunte en el crecimiento será bien recibido por el Banco Central Europeo, que se embarcó en un programa de flexibilización cuantitativa en marzo con el objetivo de comprar alrededor de 60 mil millones de euros en bonos al mes para impulsar la inflación y estimular la recuperación.

El índice final de gerentes de compras (PMI, por su sigla en inglés) del sector manufacturero subió en marzo a 52.2, un máximo en diez meses, superando una lectura preliminar de 51.9. Este es el vigésimo primer mes que supera la marca de 50 que separa el crecimiento de la contracción.


"El dato final del PMI mostró un crecimiento de la economía manufacturera ligeramente más fuerte que la lectura preliminar, revelando nuevos indicios de que la economía de la Zona Euro se está reactivando después de la desaceleración observada el año pasado", dijo Chris Williamson, economista jefe de Markit.

"Marzo registró el mayor aumento de nuevos pedidos de exportación desde abril del 2014. Las empresas señalaron que la debilidad del euro fue el principal factor que impulsó el aumento de los nuevos pedidos de exportación".

El euro ha caído cerca de 12 por ciento desde enero. Las fábricas se han beneficiado de este movimiento ya que no sólo ha abaratado las exportaciones, sino que también ha encarecido las importaciones rivales.

Un subíndice que mide los nuevos pedidos de exportación, que incluye el comercio dentro del bloque, saltó a 52.7 desde la cifra de febrero de 51.8, ayudando a impulsar el índice de producción a un máximo en diez meses, de 53.6.

Las fábricas recortaron los precios por séptimo mes consecutivo para estimular la demanda, pero sólo marginalmente. Datos oficiales mostraron el martes que los precios al consumidor de la Zona Euro cayeron de nuevo en marzo, como se esperaba, pero el descenso fue el menor de este año.