Economía

Aceitunas, el nuevo blanco de Trump

La investigación contra las aceitunas podría afectar directamente a España, mayor productor en todo el mundo, pues Estados Unidos representa su mercado número uno con 24 por ciento de sus exportaciones. 
Bloomberg
07 agosto 2017 0:52 Última actualización 07 agosto 2017 5:5
Aceitunas

Aceitunas

Puede que los amantes estadounidenses de los bocadillos encuentren que las duras políticas comerciales del presidente Donald Trump se están extralimitando cerca de casa, en momentos en que Estados Unidos amplía su revisión desde el acero chino y la madera canadiense hasta las aceitunas españolas.

El Departamento de Comercio estadounidense investiga si España está realizando dumping a sus aceitunas en el mercado de EU, específicamente a las olivas negras suaves y ligeramente más secas que se utilizan en sándwiches, ensaladas y pizzas.

La medida ha provocado la intervención de la Comisión Europea en apoyo a sus productores y ha generado críticas del principal organismo de lobby agrícola del continente.

La Comisión de Comercio Internacional de EU, que está investigando la demanda junto con el Departamento de Comercio, votó unánimemente el viernes por continuar con la investigación. La pesquisa puede resultar en tarifas punitivas a finales de este año que podrían poner fin a las importaciones de aceitunas españolas.

La investigación es la más reciente en una creciente lista de productos a los que está apuntando EU, que abarca desde acero y aluminio hasta productos lácteos, madera y maíz.

En comparación, el mercado de aceitunas de mesa es pequeño, pero para España —el mayor productor mundial— Estados Unidos representa un mercado crucial como su mayor consumidor, con 24 por ciento de las exportaciones de aceitunas del país.

Los productores europeos sostienen que se les está apuntando injustamente y los agricultores estadounidenses ven a España como una amenaza existencial a una industria que es tan vieja como California, donde se cultiva casi la totalidad de las aceitunas estadounidenses.

“Mis tres hijos cultivan aceitunas y a mi nieto mayor también le interesa”, señaló Dennis Burreson, de 69 años, quien cultiva 40 mil olivos cerca de Chico, California.

El Departamento de Comercio dijo el mes pasado que estaba revisando si las importaciones españolas de las aceitunas maduras están ingresando al mercado estadounidense a menos del valor justo.

EU “actuará con prontitud para detener cualquier práctica comercial desleal”, dijo el secretario de Comercio, Wilbur Ross, en un comunicado el viernes.

La investigación se inició tras una denuncia de la Coalición de Comercio Justo de Aceitunas Maduras en nombre de sus dos integrantes, Bell-Carter Foods y Musco Family Olive que argumentan que un descenso de décadas en la industria se ha acelerado por subsidios europeos.

grandesprovedores7
: