Economía

Acapulco se declara insolvente para cubrir adeudos con proveedores

El alcalde Luis Walton Aburto reconoció que el ayuntamiento de Acapulco no puede hacer frente al adeudo de más de mil 200 millones de dólares que le heredó la administración anterior de Manuel Añorve Baños.
Enrique Villagómez/Corresponsal
29 julio 2014 16:18 Última actualización 29 julio 2014 16:19
Protestan proveedores del municipio de Acapulco

Protestan proveedores del municipio de Acapulco por la falta de pagos. (Enrique Villagómez)

ACAPULCO.- El ayuntamiento de Acapulco se declaró insolvente para cubrir adeudos superiores a los mil 200 millones de pesos que le heredó la pasada administración municipal que encabezó el priista y actual diputado federal plurinominal Manuel Añorve Baños.

En entrevista, el alcalde Luis Walton Aburto reconoció esos adeudos como “institucionales”, pero aclaró que su administración no tiene dinero para pagarlos, porque anualmente los gastos de operación del ayuntamiento ascienden a mil 800 millones de pesos, 71 por ciento de los cuales se utilizan para el pago de nómina.

“El ayuntamiento nosotros lo recibimos con una deuda de mil 200 millones de pesos, y es prácticamente imposible que el ayuntamiento pueda hacerle frente a todas estas deudas. Es lógico que mientras no haya una reestructuración financiera, el ayuntamiento no va a poder salir adelante”, sentenció el edil.

Actualmente, el alcalde Luis Walton Aburto y tres funcionarios más de su gabinete enfrentan una demanda penal ante la Procuraduría General de la República (PGR) porque presuntamente se niegan a pagar 60 millones de pesos a diversas instituciones financieras que le prestaron dinero a los empleados municipales durante la pasada administración, pero ese dinero no fue pagado a pesar de que se les descontó a los trabajadores.

“Su servidor tiene denuncias penales por esa situación ante la PGR. Es una situación delicada del ayuntamiento. No es solamente decir que no se les quiere pagar, bueno, no se pueden pagar. Nadie está obligado a cumplir con lo imposible”, sentenció el alcalde.

Walton Aburto adelantó que esta misma tarde se reuniría en privado con el gobernador Ángel Aguirre Rivero para solicitarle su intervención ante la Federación y lograr la asignación de recursos extraordinarios que permitan desahogar el grave problema de los adeudos que mantiene el ayuntamiento de Acapulco con diferentes proveedores.

“La obra pública que se está haciendo en Acapulco y que antes no había hecho el ayuntamiento es porque son recursos etiquetados. Son recursos que no le metemos mano porque son exactamente para esas obras, pero el gasto corriente es una situación difícil que debemos afrontar todos los días”, detalló Walton Aburto.