Economía

Acapulco pierde 7 mil empleos y 600 mdp por manifestaciones

Un grupo de empresarios  lanzaron un SOS a las autoridades de los tres niveles de gobierno para que establezca  un dialogo que permita encontrar soluciones al problema que originó la ola de manifestaciones sociales por parte de maestros y normalistas de Ayotzinapa.
Enrique Villagómez/ corresponsal
02 diciembre 2014 13:51 Última actualización 02 diciembre 2014 14:14
(Enrique Villagómez)

empresarios pronostican más pérdidas durnante el fin de año. (Enrique Villagómez)

ACAPULCO.- Empresarios ligados al sector turístico y de diversiones en Acapulco, manifestaron la perdida de siete mil empleos eventuales y alrededor de 600 millones de pesos, tan solo durante el pasado puente conmemorativo al 20 de noviembre, y pronosticaron una caída más severa en esta industria durante la próxima temporada vacacional de navidad y fin de año, si no se detienen cuanto antes las manifestaciones sociales por el caso Iguala.

En conferencia de prensa, un grupo de empresarios que aglutinaron en una asociación civil denominada 'Por un Acapulco de Pie', lanzaron un SOS a las autoridades de los tres niveles de gobierno para que establezca cuanto antes un dialogo que permita encontrar soluciones al problema que origino esta ola de manifestaciones sociales y actos vandálicos por parte de maestros y normalistas de Ayotzinapa.

“No queremos una tregua. Queremos paz. Queremos soluciones prontas y definitivas al problema que origino esta serie de movilizaciones que estan atentando contra Acapulco que es el principal generador de ingreso para el resto del estado”, demando Erick de Santiago, presidente del programa 'Habla Bien de Acá'.


Los empresarios aseguraron entender la causa que originó esta serie de movilizaciones sociales y manifestaron su solidaridad con los padres de los 43 jóvenes desaparecidos en Iguala desde el pasado 26 de Septiembre, pero apelaron a la sensatez de los maestros y normalistas para establecer un dialogo que pueda resolver esta problemática que está afectando seriamente la economía de Acapulco.

“Ya establecimos un primer acercamiento con esos grupos y les manifestamos nuestro interés porque se pueda resolver de la mejor manera esta problemática que nos aqueja a todos. Tuvimos que tomar esta iniciativa ante la pasividad con que está actuando el gobierno estatal y la indiferencia del gobierno federal”, puntualizó el empresario restaurantero Víctor Rodríguez Escalona.

Durante la conferencia de prensa se dio lectura a un documento donde expresan que antes de ser empresarios, comerciantes, trabajadores y prestadores de servicios turísticos, los declarantes son ciudadanos sensibles al dolor humano que sufre el país con la desaparición de los 43 jóvenes, pero que tampoco están a favor de la represión como la única vía para solucionar o erradicar la protesta social.

“Acapulco sufre y ya no aguanta más. Estamos en una situación de crisis y de sobrevivencia precaria, donde miles de empleos se han perdido y muchos más están en proceso de perderse por la falta de turismo”, advirtió el empresario discotequero Marcos Castrejón Rodríguez.

De acuerdo con los declarantes, tan solo durante el pasado puente conmemorativo a la Revolución Mexicana, este destino de playa perdió alrededor de siete mil empleos eventuales y dejo de percibir unos 600 millones de pesos, por la drástica caída en el número de turísticas que dejaron de venir a Acapulco por los movimientos sociales.