Economía

Abandona Pemex actividad exploratoria durante este año

Aunque la exploración permite determinar dónde se pueden extraer energéticos en el subsuelo, en los primeros 9 meses de 2016 la petrolera dejó de realizar esta actividad.
Sergio Meana
31 octubre 2016 1:28 Última actualización 31 octubre 2016 7:27
Etiquetas
Pemex

(Bloomberg)

Pemex dejó de explorar durante los nueves meses reportados en 2016.

En comparación con el año 2015 la petrolera no tiró ningún kilómetro de sísmica cuando el año pasado para los primeros nueve meses exploró 645 kilómetros con sísmica de segunda dimensión (2D), una disminución de 100 por ciento.

Lo mismo sucedió con la sísmica de tercera dimensión (3D), técnica que en 2015 fue utilizada para explorar 485 kilómetros, que ahora se reporta —ni siquiera en ceros— sino con un guión, en el reporte del tercer trimestre del año.

La sísmica es una técnica utilizada para localizar piedras porosas que contienen hidrocarburos como petróleo y gas en el subsuelo. Es una especia de “ultrasonido” como la que se hace para conocer a un bebé.
Con barcos construidos para este fin se mandan ondas electromagnéticas que al ser reflejadas permiten analizar y detectar las condiciones del subsuelo y así afinar las zonas en las que es posible extraer recursos.

Para Luis Miguel Labardini, socio de Marcos y Asociados, es muy sensible el que se haya detenido la exploración en el periodo pues es el futuro de la empresa.

“Lo que hace la sísmica es darte la información de dónde es preciso perforar, quien no la tiene ‘está frito’. Entonces Pemex lo que tiene que hacer es encontrar la manera de reactivar sus inversiones en el sector porque este es el futuro, no solo de Pemex, sino de cualquier petrolera”, indicó.

Enrique Silva, consultor del sector energético y exdirector jurídico de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), recordó que los asignatarios que ya cuenten con áreas petroleras en su poder no tiene que pedir autorizaciones de reconocimiento y exploración superficial, conocidos como ARES.

Asi en el caso de Pemex la petrolera solo tiene que avisar a la CNH si realizará más trabajos de exploración que también incluyen gravimetría y el proceso posterior a la adquisición de datos, es decir, la interpretación y análisis.