A Trump no le urge que la Reserva Federal aumente sus tasas de interés
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

A Trump no le urge que la Reserva Federal aumente sus tasas de interés

COMPARTIR

···
Economía

A Trump no le urge que la Reserva Federal aumente sus tasas de interés

El economista principal de la Casa Blanca, Kevin Hassett, explicó que la política de la Fed va acorde a la reforma fiscal impulsada por el mandatario en diciembre del año pasado.

Rich Miller|Bloomberg
08/01/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La Reserva Federal de Estados Unidos no tendrá necesidad de acelerar el ritmo de sus aumentos de la tasa de interés previstos en respuesta al plan de reforma fiscal, explicó el economista principal de la Casa Blanca, Kevin Hassett.

Los modelos informáticos de la administración referidos a los efectos económicos del plan fiscal dan como resultado tasas de interés que “coinciden con la orientación actual de la Fed”, expuso el 6 de enero en una sesión de la asamblea anual de la American Economic Association en Filadelfia.

Los banqueros centrales estadounidenses pautaron en diciembre tres incrementos de las tasas de interés para este año, el mismo ritmo que previeron en septiembre, pese a que elevaron su pronóstico de crecimiento económico 2018 de 2.1 por ciento a 2.5 por ciento anticipando la reducción de 1.5 billones de dólares en impuestos a las empresas y los hogares, sobre la base de sus proyecciones promedio.

El presidente Donald Trump promulgó la ley fiscal el 22 de diciembre.

“Teniendo un estímulo del lado de la oferta, no hay una presión al alza sobre los precios” y, por ende, no hace falta un cambio en el rumbo de la política de la Fed, precisó Hassett.

En tanto el plan da cierto empuje a la demanda, principalmente a través de las exenciones en los impuestos a los hogares, la tasa más baja del impuesto sobre las sociedades debería allanar el camino a un crecimiento potencial mayor alentando a las empresas a gastar más en plantas y equipos para mejorar la productividad, aseguró Hassett, reiterando declaraciones que hizo en una entrevista con Bloomberg el 16 de noviembre.

El economista de la Casa Blanca también señaló el tibio nivel de inflación, que se halla por debajo de la meta de 2 por ciento de la Fed, al sugerir que las reducciones fiscales no desembocarán en un mayor nivel de aumentos de la tasa por parte del Banco Central.

Los funcionarios encargados de formular la política monetaria que asistieron a la reunión anual de economistas aportaron opiniones divergentes en relación con el plan fiscal y su posible impacto sobre la economía y la política monetaria.

James Bullard, presidente del Banco de la Reserva Federal de St. Louis, dijo que no le sorprendería que las reformas fiscales dieran fruto a más largo plazo para la economía.

“Existe la posibilidad de que esto sea una chispa que encienda la inversión y realmente impulse el crecimiento”, explicó Bullard, favorable a una política acomodaticia y contrario a subir las tasas de interés, en una entrevista en Bloomberg Televisión el 5 de enero.

“Simpatizo con esta idea de que esta política fiscal debería traer aparejado un auge de la inversión”.

Si bien Bullard dijo que hasta ahora no había cambiado su demanda de que la Fed mantenga las tasas en suspenso por ahora, “si eso sucede, ciertamente tomaría nota y ajustaría la política como corresponde”.

El presidente de la Reserva Federal de Filadelfia, Patrick Harker, dijo, por el contrario, que no espera que el plan de reducciones fiscales tenga un gran impacto sobre el crecimiento económico.

,