Economía

A sangre y fuego rescatan de MP a detenido en la colonia Obrera; lo reaprehenden herido

Los hechos ya son investigados tanto por la Procuraduría capitalina como personal de la PGR, quienes determinarán en las próximas horas la situación jurídica de los detenidos.
David Saúl Vela
10 mayo 2015 12:41 Última actualización 10 mayo 2015 12:47
Etiquetas
[Cuartoscuro]  Portaba un arma larga AK47 y 500 bolsas con características de cocaína.

[Cuartoscuro]  Portaba un arma larga AK47 y 500 bolsas con características de cocaína.

CIUDAD DE MÉXICO.- Como en los viejos tiempos, un grupo de sujetos rescató a'sangre y fuego' a un presunto capo detenido por portación de un rifle de asalto AR-15 y quien permanecía en instalaciones de la Procuraduría Capitalina en la colonia Obrera, delegación Cuauhtémoc. Tras una persecución el delincuente fue reaprehendido y en la refriega un policía resultó herido y un presunto delincuente muerto.

De acuerdo con los reportes oficiales en horas de la madrugada la policial detuvo en calles del Centro Histórico del Distrito Federal a una persona en actitud sospechosa. El sujeto dijo llamarse Carlos Ezequiel Orozco, de 44 años de edad, y al ser sometido a una revisión de rutina se le encontró un rifle de asaltos por lo que fue llevado a la agencia del Ministerio Público de la Coordinación Territorial Cuauhtémoc 8 para definir su situación jurídica.

Sin embargo, a la agencia llegaron varias personas que dijeron ser familiares del detenido y tras discutir con el personal ministerial comenzaron un tiroteo, el cual repelieron tanto agentes de Investigación como de la PGR, dado que ahí también está la agencia del Ministerio Público de la Federación.


Aunque en el lugar uno de los agresores cayo herido, sus compañeros lograron llevarse a Carlos Ezequiel Orozco a bordo de un automóvil Mazda color Rojo.

Las Policía capitalina emitió una alerta que dio resultados horas más tarde, pues la unidad fue localizada en calles de la colonia colonia Bondojito, en la delegación Gustavo A. Madero y se logró la reaprehensión de Carlos Ezequiel Orozco, quien presentaba tres lesiones de arma de fuego y fue trasladado a hospital de la Cruz Roja de Polanco en calidad de detenido.

Junto con el fue detenido el conductor del Mazda, quien ante la autoridad dijo llamarse José Antonio Manrique, de 23 años de edad.

Los hechos ya son investigados tanto por la Procuraduría capitalina como personal de la PGR, quienes determinarán en las próximas horas la situación jurídica de los detenidos. Aunque no se ha dado a conocer mayor detalle, se presume que Carlos Ezequiel Orozco integrante de un cartel del narcotráfico.