Economía

A punto de colapsarse captura del mero por sobrexplotación 

El primer viaje luego de la veda del mero fue malo, pues capturaron de 600 a 800 kilos de mero y negrillo; algunos trajeron mil 200 kilos y dos o tres barcos arribaron con mil 500 kilos, aunque varios trajeron 300 kilos.
Yoisi Moguel // corresponsal
24 mayo 2014 17:30 Última actualización 24 mayo 2014 17:30
  [Cuartoscuro] Podrán participar en esta pesquería 627 embarcaciones y 2,000 pescadores de los 12,000 que tiene el padrón en la entidad. 

Barcos y lanchas ribereñas capturan ejemplares que aún no se reproducen y meros grandes en plena etapa reproductiva. (Cuartoscuro/Archivo)

MÉRIDA.- Como consecuencia de la sobre explotación, la pesquería del mero, está por colapsarse ya que actualmente 552 barcos de la flota mayor y 7 mil lanchas ribereñas capturan esta especie en edad juvenil sin que se les permita reproducirse.

El director del Centro Regional de Investigaciones Pesqueras de Yucalpetén (CRIPY), Álvaro Hernández Flores admitió que los empresarios pesqueros en las últimas temporadas de captura de la especie han obtenido bajos volúmenes de captura.

Esta situación, precisó, se debe a que los barcos y lanchas ribereñas capturan ejemplares que aún no se reproducen y meros grandes en plena etapa reproductiva, lo que evita que la población se incremente y cada año existan menos cantidades de la especie de gran demanda.

Y es que la sobre explotación se da en la zona costera sin que alcancen la talla mínima de 36.3 centímetros, en tanto que la pesca de adultos reproductores, se registra en zonas profundas, y el elevado número de lanchas ribereñas y de barcos de la flota mayor, subrayó.

Hernández Flores sugirió un programa de retiro de embarcaciones; sin embargo, el gobierno federal no tiene un programa de este tipo para barcos escameros, sólo para camaroneros.

Detalló que de las 7 mil lanchas ribereñas oficialmente sólo está registrada la mitad y los 552 barcos de la flota mayor de Yucalpetén, tanto de casco de madera, metal y fibra de vidrio, son viejos, ya que tienen registros de hasta 50 años.

Por su parte, el presidente del Sistema Producto Mero Yucatán, Manuel Sánchez González reiteró que el mero se encuentra al borde del colapso y con bajas capturas, situación que ha propiciado que más de la mitad de la flota mayor de Yucalpetén, que está integrada por 552 barcos, esté paralizada, porque es incosteable su actividad.

Afirmó que más de dos mil pescadores que laboran en la flota mayor están sin trabajo, porque los barcos traen capturas de 300, 500 y 800 kilos, que son insuficientes para los gastos de operación, avituallamiento de diésel, hielo, carnada y anticipo de pago a los pescadores.

Sánchez González reveló que pescadores, armadores y empresarios afirman que la baja captura se agudizó este año y, debido a los bajos volúmenes de captura, el 60 por ciento de los barcos escameros están amarrados en los muelles de Yucalpetén.

“La flota pesquera está semiparalizada desde mediados de este mes, los armadores comenzaron a amarrar los barcos después del primer viaje que realizaron, al concluir la veda del mero, que se aplicó del 15 de febrero al 15 de marzo”, subrayó.

Apuntó que el primer viaje luego de la veda del mero fue malo, pues capturaron de 600 a 800 kilos de mero y negrillo; algunos trajeron mil 200 kilos y dos o tres barcos arribaron con mil 500 kilos, aunque varios trajeron 300 kilos.