Economía

A la baja mercados internacionales del café arábigo de Guerrero

10 febrero 2014 4:54 Última actualización 29 julio 2013 13:21

[Bloomberg] 


Enrique Villagómez


Acapulco .- El café tipo Arábigo que se produce en Guerrero sigue a la baja en los mercados internacionales, señalaron productores estatales de este grano, durante una reunión de evaluación que sostuvieron en Acapulco.


El vicepresidente de la Coordinación Nacional de Organizaciones Cafetaleras Mexicanas, Fernando Célis Callejo, detallo que uno de los principales problemas que enfrentan los productores del café tipo Arábigo es la baja del precio, pues antes el quintal del Arábigo mexicano se cotizaba en 240 dólares, pero hoy, por la especulación en los fondos de inversión en la Bolsa de Nueva York, el precio es de 120 dólares.


Otra circunstancia es que el café tipo Robusta de origen brasileño y de menor calidad y precio, supera al arábigo por la coyuntura de la empresa Nestlé, que importa un millón y medio de quintales del grano robusta para mezclarlo en todos sus productos, lo que impacta negativamente en el precio de los cafés naturales de México, incluido el de Guerrero”.


Por su parte, el presidente del Consejo Estatal del Café, Ernesto Cano Olivera, explicó a los productores que sigue el problema de ajuste de precios entre el Arábigo y la Robusta, “con una diferencia de 8 a 9 dólares, por lo que son necesarias la aplicación de estrategias y acciones tendientes a mantener estable el precio del café mexicano.


“Tenemos que aprovechar el apoyo de la Secretaría de Desarrollo Rural de tres y medio millones de pesos para la adquisición y mejoramiento de las plantas procesadoras del grano y también invertir en nuevo capital humano”.
 
Afirmó que con la ayuda de la Secretaria de Desarrollo Rural, se pueden ir cumpliendo metas más realistas, en lo que se consolidan algunos otros apoyos que ha ofrecido la Secretaria de Desarrollo Económico, pero que por el momento “no hay nada en concreto, sólo proyectos en papel”.
 
Entre las conclusiones que se traducirán en tareas prácticas a ejecutar, los cafetaleros acordaron buscar nuevos y mejores mercados extranjeros que compren a mayor precio el producto de buena calidad y hacia el mercado de consumo interno.


También buscaran que el consumidor promedio mexicano, aumente su ingesta anual del café producido en la región, porque hoy en día los mexicanos tienen un consumo promedio de un kilo y medio por persona cada año, mientras que en Brasil es de cinco kilos anuales y en Haití de dos kilos.