Economía

¿A dónde van los recortes de Pemex?

Analistas consideran que el área más susceptible para el recorte al interior de la empresa estatal es el de gastos de operación, la cual representa 7.4 de su presupuesto total.
Sergio Meana
30 enero 2015 12:59 Última actualización 02 febrero 2015 5:0
Emilio Lozoya, director general de Pemex (Cuartoscuro/Archivo)

Emilio Lozoya, director general de Pemex (Cuartoscuro/Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- Los gastos de operación de Petróleos Mexicanos (Pemex) que representan el 7.4 de su presupuesto original de 540 mil millones de pesos es el área más susceptible a recortes por parte de la empresa productiva del Estado, coincidieron analistas.

Carlos Huerta, exasesor del Consejo de Administración de Pemex, señaló que los gastos de operación son la parte más susceptible del recorte de 62 mil millones de pesos anunciado este viernes por el Secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso.

Del presupuesto asignado para el ejercicio fiscal de 2015, el 32 por ciento o 174 millones de pesos corresponde a gasto corriente y el 68 restante o 366 millones de pesos es gasto de inversión.


“La parte susceptible de recorte se ubica en el gasto de operación que representa poco más de 40 millones de pesos y que es sólo el 7.4 del presupuesto total”, señaló Huerta.

El gasto de inversión se divide por subsidiarias o por segmento de la cadena de valor de los hidrocarburos: Exploración y Producción tiene hasta ahora casi 300 millones de pesos, Refinación poco más de 50 y Gas y Petroquímica en su conjunto tiene un presupuesto de inversión física de casi 14 millones de pesos.

“La inversión física también se antoja como un jugoso filete que podría ser sujeto de disminuciones considerables”, destacó el experto.

Para exploración y producción se tienen proyectos como: aguas profundas; Chicontepec; Exploración y futuro desarrollo de lutitas. En la parte de explotación destacan: Ku-Maloob-Zaap; Cantarell; Ixtal-Minik; Burgos; Tsimin-Xux; Ayatsil-Tekel, enlistó Huerta.

“Para la parte de trasformación industrial sin duda la parte relevante es mantenimiento, tanto para refinación como para petroquímica (cadena de derivados del Etano)”, observó.

Luis Miguel Labardini, analista de Marcos y Asociados, coincidió en que los proyectos que Pemex no debe recortar son los de largo plazo pues la plataforma de producción, que ya de por sí va en picada, se vería seriamente afectada.

“En los proyectos de desarrollo de campos de aguas someras, en Ku-Mallob-Zaap, Ayatsil-Tekel y en general el mantenimiento de los campos ya existentes habrá que tener mucho cuidado para que no decaigan más”, subrayó Labardini.