Economía

2013, a punto de ser el peor año para el oro desde 1981

01 febrero 2014 8:46 Última actualización 30 diciembre 2013 14:42

[La onza de oro acumula una caída de 28 por ciento este año. / Bloomberg / Archivo] 


 
 
Efraín H. Mariano
 
A unas horas de que se concrete el peor año de la onza del oro en más de tres décadas, las expectativas para la cotización del metal dorado no son muy alentadoras, debido a un mayor apetito por el riesgo y por las perspectivas de una recuperación de la economía global.
 
Firmas como Morgan Stanley, Goldman Sachs Group Inc., HSBC Securities, Credit Suisse Group Inc y UBS han recortado recientemente sus pronósticos del próximo año para el metal dorado.
 
Hace unas semanas, Morgan Stanley redujo el precio objetivo de la onza del oro del 2014 a mil 313 dólares, desde la media anterior de mil 563 dólares.
 
Goldman Sachs, por su parte, fue más negativo al recortar su proyección del próximo año a mil 50 dólares la onza desde los mil 270 dólares previstos inicialmente.
 
Por lo pronto, en la penúltima sesión del año en el Commodity Exchange (Comex), el contrato más activo del oro con liquidación en febrero cerró en mil 203.80 dólares la onza, como resultado de un descenso de 0.8 por ciento. El 19 de diciembre descendió a mil 186 dólares, su menor cotización desde junio.
 
La cotización del metal dorado experimenta una caída de 28 por ciento en este año, su peor desplome anual desde 1981.
 
Las expectativas de que la economía estadounidense mejorará y de que la expansión global se estabilizará en el 2014 han afectado el desempeño del lingote. Además, la decisión de la Reserva Federal de comenzar a alejarse de su política monetaria ultraexpansiva también ha golpeado a las cotizaciones del oro.
 
Desde finales de 2008, la onza del oro duplicó su valor, alcanzando un récord de mil 923.70 en septiembre de 2011, después de que la Fed recortó sus tasas de interés a mínimos históricos e inició sus compras de miles de millones de dólares en bonos y deuda para apoyar la recuperación de la economía estadounidense.