Economía

12 mil toneladas
de basura a la basura

A pesar de que la Ciudad de México genera diariamente 12 mil toneladas de basura, la construcción de plantas de biogas, que operan con estos residuos, aún se encuentra en pañales en comparación a otros países, esto principalmente por el exceso de trámites y la falta de financiamiento de organismos públicos.
Angélica Hernández/Dainzú Patiño
19 septiembre 2014 0:16 Última actualización 19 septiembre 2014 5:5
Planta de biogas

La planta de biogas en Ciudad Nezahualcóyotl es una de las pocas obras de este tipo que hay en el país a pesar de la cantidad de basura que se genera diariamente.  (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- La basura en México es un negocio que está en pañales si se compara con otros países como Alemania, que a diciembre de 2013 registró el mayor número de plantas generadoras de biogás en Europa, alcanzando ocho mil 700 plantas instaladas.

En la ciudad de México se generan diariamente 12 mil toneladas de residuos que podrían abastecer un sistema eléctrico de 200 millones de watts, principalmente para iluminación pública, así como para transporte público como el Metro, en 200 mil hogares o para otras funciones.
Sin embargo, especialistas consultados señalaron que hace falta transparencia en la implementación de plantas convertidoras de residuos sólidos en energía.

Lastres importantes que tiene la biomasa en el país y en particular el Distrito Federal, son el rezago en términos regulatorios que impide la celeridad de este tipo de proyectos, aún cuando hay empresas dispuestas a participar en licitaciones, la escasez de financiamiento por parte de entidades públicas como el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) y de un marco regulatorio federal eficiente para aprovechar la posibilidad de constituir asociaciones público-privadas para proyectos de infraestructura.


“Sobre todo en el proyecto específico de aprovechamiento de los residuos, no hay transparencia, por ejemplo, respecto al plan del Bordo Poniente, no sabemos cuál es su estatus, cómo va, cómo se conformó esta asociación de tres empresas mexicanas y tres españolas, hay poca información”, dijo Ana Moreno, investigadora del Centro de Investigación para el Desarrollo, A.C. (CIDAC).

Por su parte, Gerardo Pandal, director de Desarrollo de Proyectos y Energías Renovables de Guascor, explicó que la tramitología alenta los proyectos que, por tratarse de relleno sanitario, se hacen de la mano con los municipios.

“Pero también es cierto que los propios municipios no son los únicos que tienen el control sobre el relleno sanitario, porque existen en condiciones distintas, hay veces que son concesiones a empresas privadas y hay veces que los gestiona directamente el municipio; entonces dependiendo la modalidad, será la dificultad”, dijo.

Además, este tipo de proyectos tienen un periodo de implementación de alrededor de dos a tres años, desde que se inician los trámites hasta que se concluye la obra.

“Muchas veces nos toca tratar con dos administraciones municipales y eso complica el desarrollo de los proyectos de energía”, añadió Pandal.
Moreno, del CIDAC, recordó que pese a los esfuerzos del DF para profesionalizar la gestión eficiente de residuos sólidos, “de poco sirven si no se coordinan con un alcance metropolitano con el Estado de México”.

Tras el cierre del Bordo Poniente, muchos residuos del Distrito Federal terminan en rellenos sanitarios ubicados en el Estado de México.
Asimismo, hace falta que éstos estén en las condiciones óptimas para que la basura pueda ser aprovechada.

“Uno de los grandes problemas a los que nos enfrentamos es que en México no se tiene el total control de los residuos que se generan, sigue habiendo tiraderos a cielo abierto, residuos regados en las calles, lo cual no permite que haya un correcto confinamiento y por tanto no permite generar un relleno sanitario con las condiciones adecuadas para producir energía”, dijo Pandal.

Explicó que el problema reside no tanto en si las autoridades quieren o no hacer este tipo de proyectos, “también lo es el poder contar con un relleno sanitario en condiciones aptas, y esto en parte importante le corresponde a los ciudadanos”.

Por otra parte, el titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Juan José Guerra Abud, dijo que el proyecto de este tipo más representativo en el país es el Bordo Poniente, el cual estimó estará listo antes de 2018, poco antes de que quede terminado el nuevo aeropuerto de la ciudad de México. “El suministro de energía a partir de biogás en el nuevo aeropuerto de la ciudad de México, se espera antes de que éste arranque operaciones, que se proyectan para 2018”.

Haz clic en la imagen para ampliarla

“biogas”
Todas las notas ECONOMÍA
Inversión extranjera en cartera crece 18% durante 2017
La economía mexicana se contrae ligeramente más de lo esperado
Peso está subvaluado; tipo de cambio debería ser de 17 pesos: Carstens
Hacienda mantiene estimación de crecimiento para 2017
Falta de experiencia laboral, principal preocupación de jóvenes
Déficit de mano de obra ‘pega’ al comercio de SLP
¿Qué cualidades debe tener el sucesor de Carstens?
Campeche, animado por ZEE y recuperación energética
Amazon y Google pueden dar créditos en México aun sin Ley Fintech
CRE publica nuevas tarifas de electricidad
Evasión fiscal va a la baja… y seguirá cayendo
TLCAN brindó certeza a México: Salinas de Gortari
Inflación se acelera por alza en los energéticos
Pese a incertidumbre, BMV registra récord en operaciones 2017
Hackeo a Uber habría afectado a clientes de Banorte y Banco Azteca: Condusef
Pemex baja a 40% su participación en Nobilis-Maximino
Reducción de ISR en EU afectaría la competitividad… de México
Mayor aumento a salario mínimo presionaría tasa de interés: STPS
ZEE de Chiapas, con inversiones iniciales de 157 mdd
Tras prórroga del SAT, así se debe apresurar la migración a la factura 3.3
Guajardo viajará a Bruselas para buscar acuerdo con UE
Ventas minoristas en septiembre caen 0.3%
Tu cerveza y tus cigarros le dan ingresos ‘récord’ al Gobierno
CDMX supera 13.6% ventas durante Buen Fin
Banxico reconoce que recuperación de la inflación ha sido lenta