Robeilys Peinado: talento y potencia de altura
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Robeilys Peinado: talento y potencia de altura

COMPARTIR

···

Robeilys Peinado: talento y potencia de altura

Con solo ocho años en el salto con pértiga, Robeilys Peinado entró en la élite de la disciplina.

Alain Arenas
23/05/2018
Placeholder block

Nunca en la historia de la Diamond League había participado una venezolana en salto con pértiga... hasta que apareció Robeilys Peinado.

Debutó el 18 de junio del año pasado en Estocolmo y saltó 4.65 metros, la mayor altura alcanzada en su carrera, que la colocó en el tercer lugar de la competencia y con la que impuso un nuevo récord nacional.

Apenas tenía 19 años.

Peinado conoció el salto con pértiga hasta los 12 años. Antes practicó gimnasia artística, pero cuando cumplió 11 comenzó a tener problemas. Su estatura –entonces de 1.58 metros– propiciaba que se golpeara con las barras asimétricas. Su entrenador habló con ella y sus padres. Las noticias no eran alentadoras. Les dijo que debía cambiar de disciplina, porque en esa le sería casi imposible destacar. También les recomendó que probaran con alguna modalidad de atletismo, porque le veía calidades para sobresalir. La familia siguió su consejo.

“Recibí una llamada de mi equipo en la que me decían que una familia con una jovencita prometedora me estaba buscando”, recuerda Carlos Faneyth, primer entrenador de Peinado en la prueba de campo. “Estaba fuera del país, pero cuando regresé me reuní con ellos. Me di cuenta que Robeilys tenía la estatura necesaria para este deporte y que la gimnasia le dio la elasticidad adecuada para practicar adecuadamente el salto con garrocha”.

Las condiciones físicas de la joven no eran las únicas cualidades que llamaron la atención de Faneyth, sino también su aprendizaje rápido y disciplina. Cuenta que a los tres meses de que comenzó a entrenar saltaba 3.40 metros, algo inusual para una atleta de su edad. Mientras que un año después –cuando tenía 13 años– ya superaba los 4 metros. “Esa distancia la logró Yelena Isinbayeva hasta los 16. De ese tamaño es el talento de Robeilys”.

Pero su ascenso deportivo sufrió un duro golpe en 2016. Dos días antes de que se iniciaran los Juegos Olímpicos de Río 2016 –los primeros de su carrera– realizó un entrenamiento en el que en un salto quebró su garrocha y ésta le causó una herida profunda en la palma de su mano izquierda. La lesión impidió que participara en las justas veraniegas.

“Superó ese episodio gracias a su mentalidad, que facilitó que pudiera regresar a entrenar para 2017 como si nada le hubiera pasado. Ese fue el mejor año de su carrera”, señala Eumar Esaá, periodista del diario venezolano El Nacional.

En abril de ese año ganó la medalla de oro en el Campeonato Mundial Juvenil que se celebró en Donetsk, Ucrania; dos meses después hizo su debut en la Liga Diamante y en agosto se colgó el bronce en los Mundiales de Atletismo de Londres. Fue la primera venezolana de la historia que ganó una presea en ese certamen.

Peinado –que el sábado disputará la tercera fecha de la Diamond League en Eugene, Oregon, Estados Unidos– es una de las apuestas para que Venezuela se suba al podio en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, según Esaá, por su juventud y porque puede aprovechar que la disciplina perdió a Isinbayeva, quien fue la figura dominante de ese deporte en la última década.

“Tiene el potencial para lograrlo. Su mejor cualidad es la potencia en su arrancada previo a poner la garrocha en el piso. Puede mejorar este aspecto, porque aún no llega a su plenitud como atleta. Por lo perfeccionista que es, no tengo duda que lo logrará”, añade Faneyth.