Resistencia, la clave del triunfo de Patrick Reed en Augusta
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Resistencia, la clave del triunfo de Patrick Reed en Augusta

COMPARTIR

···

Resistencia, la clave del triunfo de Patrick Reed en Augusta

En su primera participación en el torneo desde 2015, Patrick Reed consiguió algo más que el título Masters de Augusta.

Redacción
09/04/2018
Actualización 30/11/-1 - 1:00

Patrick Reed nunca tuvo un buen desempeño en los Majors. Desde que se convirtió en profesional en 2011 disputó 14 y su mejor resultado fue el duodécimo lugar que consiguió en el Abierto Británico en 2016. Su fortuna era todavía peor en el Masters de Augusta, en el que su mejor actuación fue el puesto 22 que consiguió en 2015. Pero este año todo fue diferente. Consiguió el título, que también significó ganar por primera ocasión un torneo grande.

Reed tuvo una buena actuación en 2018, pero no la había podido coronar. En los últimos tres torneos que disputó terminó entre los primeros 10 lugares, incluido el segundo puesto que consiguió en el Valspar Championship apenas el mes pasado.

El golfista, de 27 años, construyó su victoria en las rondas previas. Al final de los tres primeros días siempre se mantuvo entre los cinco mejores golfistas del torneo. Incluso, al final del sábado, se colocó como líder del certamen con tres golpes de diferencia respecto al segundo lugar, Rory McIlroy. Al norirlandés se le escapó la oportunidad de completar su colección de triunfos en los Majors. Antes ganó el Abierto de Estados Unidos (2011), el Abierto Británico (2014) y el Campeonato de la PGA (2012 y 2014).

El domingo fue el peor día de Reed. Terminó con un golpe bajo par, consecuencia de sufrir tres bogeys (en los hoyos 1, 6 y 11) y solo cuatro birdies (3, 7, 12 y 14). Sin embargo, eso fue suficiente para asegurarse el título, que al final consiguió con 15 golpes debajo de par en total. Se convirtió en el cuarto campeón consecutivo que gana su primer Major en el campo de Augusta.

Reed tuvo que luchar hasta el hoyo 18 para mantener su ventaja, luego de que Rickie Fowler –quien terminó en segundo lugar– se pusiera solo a un golpe de distancia. Supo manejarlo y no cometió errores. Minutos antes padeció la misma situación cuando lidió con Jordan Spieth –tercer sitio del torneo–, quien incluso lo empató con 13 golpes bajo de par en el hoyo 13. Pero Reed aguantó la presión. Finalmente en el último hoyo consiguió el par, que le aseguró su sexto campeonato desde que se convirtió en profesional.

En la ceremonia de premiación recibió la chaqueta verde, ante la mirada de la mayoría de excampeones del torneo como el español Sergio García, ganador del año pasado.

El estadounidense Tiger Woods tuvo un mal torneo. En las tres primeras rondas terminó uno y tres golpes por arriba de par, y con par de campo, respectivamente. En la ronda final corrigió y concluyó con tres golpes bajo par. Al final terminó el Masters –el cual ha ganado en cuatro ocasiones– con tarjeta de +1 y en el lugar 32.

Fue su primera participación en el torneo desde 2015, cuando terminó en el puesto 17.