Disputa comercial entre EU y China también llega a la NBA
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Disputa comercial entre EU y China también llega a la NBA

COMPARTIR

···

Disputa comercial entre EU y China también llega a la NBA

Golden State y Cleveland ponen en juego más que el título de la NBA por su impacto indirecto en otros mercados.

06/06/2018

Mientras que LeBron James y Stephen Curry están batallando en la cancha de basquetbol en las finales de la NBA, también están en la primera línea de la disputa comercial entre EU y China.

Eso se debe a que las actividades de licencias estadounidenses en China han aumentado, y los acuerdos de la NBA y otros deportes, entretenimiento y software han ayudado a alimentar un superávit comercial -en los servicios, al menos- entre ambos países.

La NBA tiene más de una docena de alianzas con medios y acuerdos de licencia en China, incluido un acuerdo de cinco años y 500 mdd con Tencent Holdings, la mayor compañía de redes sociales y juegos de apuestas en línea del país.

Los suscriptores de la aplicación Tencent Sports pueden ver una variedad de contenido en sus teléfonos inteligentes, incluidas las transmisiones en vivo de la serie de campeonato del basquetbol, a cambio de aceptar la transmisión de publicidad o pagar paquetes que normalmente cuestan entre 3 y 10 dólares al mes. El año pasado, la final de la NBA, que contó con los mismos dos equipos, acumuló 175 millones de visitas en China, donde el deporte ha ganado popularidad.

Antes de que la compañía china de telecomunicaciones ZTE Corp. estuviera en la mira en el desacuerdo comercial entre ambos países, gran parte de su imagen en EU se construyó a través de alianzas con la NBA. La compañía con sede en Shenzhen ha sido un patrocinador de equipamiento oficial o patrocinador de telecomunicaciones de una variedad de equipos, incluidos los Knicks, los Bulls, los Rockets, los Warriors y los Cavaliers.

Incluso, en febrero, la Quicken Loans Arena de Cleveland se llenó con linternas rojas tradicionales, pancartas y pantallas LED que deseaban un “Feliz Año Nuevo Chino” en mandarín, cortesía de ZTE y Tencent