'¡Coreano, hermano, ya eres mexicano!' cantan frente a embajada de Corea del Sur en México
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

'¡Coreano, hermano, ya eres mexicano!' cantan frente a embajada de Corea del Sur en México

COMPARTIR

···

'¡Coreano, hermano, ya eres mexicano!' cantan frente a embajada de Corea del Sur en México

'Hoy no hay distinción entre mexicanos y coreanos', dijo Bjoung-yin Han, cónsul general coreano que salió a saludar a los hinchas mexicanos que festejaban afuera de la embajada.

27/06/2018
Actualización 27/06/2018 - 15:28
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block
Mexicanos celebrando el pase de México a pesar de la derrota contra Suecia.Imagen: Reuters.

Cientos de aficionados mexicanos bailaron y vitorearon este miércoles frente a la embajada de Corea del Sur en Ciudad de México, agradecidos después de que la victoria del país asiático sobre Alemania garantizara a la selección nacional un lugar en los octavos de final del Mundial de futbol.

Luego de que Suecia derrotara a México 3-0 este miércoles, los fanáticos mexicanos dieron su apoyo a Corea del Sur, temerosos de que una victoria de Alemania enviara a sus jugadores a casa.

Corea del Sur sorprendió al mundo al derrotar a Alemania por 2-0 en los últimos minutos del juego, eliminando a los campeones mundiales de 2014 y permitiendo que México finalizara en el segundo lugar en su grupo. Pese a la victoria, Corea quedó eliminada del torneo.

"Hoy no hay distinción entre mexicanos y coreanos", dijo Bjoung-yin Han, cónsul general coreano que salió a saludar a los hinchas mexicanos. Comentó que el personal mexicano en la embajada lloraba de alegría.

Los hinchas ondeaban banderas de ambos países, se ponían sombreros y algunos tomaban tequila. También entonaban el famoso tema "Cielito Lindo".

Un miembro coreano del personal diplomático fue elevado sobre los hombros de la multitud, que gritó "Coreano, hermano, ya eres mexicano".

Las celebraciones se extendieron al centro histórico de la capital, donde los partido del Mundial son exhibidos en pantallas gigantes.

"Corea nos salvó. Hay que celebrar y hay que agradecerles", dijo Daniela Terrazas, una estudiante de 20 años que celebraba fuera de la embajada.