Alexis Sánchez, el engrane ideal del Manchester United
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Alexis Sánchez, el engrane ideal del Manchester United

COMPARTIR

···

Alexis Sánchez, el engrane ideal del Manchester United

El delantero chileno llegó para fortalecer el ataque del club inglés, el sexto menos productivo de los equipos en octavos de final de la Champions League.

Alexis es la apuesta de José Mourinho para que el ataque de los Red Devils sea más potente este martes, cuando enfrente al Sevilla en el partido de vuelta.

Alain Arenas
13/03/2018
Actualización 12/03/2018 - 20:31
El chileno llega en un momento de crisis en el United.

Las paredes de la casa de la familia Sánchez estaban construidas con adobe y palos de madera. Estaba ubicada en Tocopilla, región costera y minera ubicada mil 500 kilómetros al norte de Santiago de Chile. Martina crió sola a Humberto, Tamara, Marjorie y Alexis, sus cuatro hijos, debido a que Guillermo Soto –su pareja– no quiso hacerse responsable cuando ella quedó embarazada del ahora delantero del Manchester United.

Ella limpiaba pescado y posteriormente lo vendía en las calles de la ciudad, mientras que sus hijos estudiaban por las mañanas y por las tardes buscaban cómo ayudar económicamente a su madre. Alexis Sánchez, por ejemplo, limpiaba carros en un cementerio aledaño a su hogar, pero no entregaba todo el dinero que ganaba. Guardaba una parte para comprarse unos zapatos para jugar futbol, según se lee en la biografía Alexis. El camino de un crack.

Nicolás Olea –coautor de ese texto– recuerda que ningún scout lo pudo detectar porque ninguno viajaba hasta Tocopilla, debido a la lejanía de otras grandes urbes chilenas. Sin embargo –dice– ganó fama en la región por su rapidez y la habilidad que tenía para quitarse a los rivales.

“Cuando cumplió 10 años se fue a vivir con José Delaigue –su tío y padre adoptivo– a Roncagua, en donde lo inscribió en una escuela de futbol afiliada a la Universidad Católica. Nunca se acostumbró y unos meses más tardes regresó a Tocopilla. Jugó en el equipo de su escuela durante cuatro años. A la par, lo invitaban a jugar con otros equipos, incluso, de la periferia de la ciudad. Fue así que llamó la atención del Cobreloa, equipo que lo integró a sus divisiones juveniles”, cuenta Olea.

Sánchez permaneció un año en las divisiones inferiores del equipo. Cuando cumplió 17, en el verano de 2005, Nelson Acosta –entonces entrenador del primer plantel– lo debutó en el máximo circuito. Se hizo de la titularidad y un año más tarde fue comprado por el Udinese italiano por 3 millones de dólares, que ese mismo verano lo cedió al Colo-Colo. Fue ahí que coincidió con Claudio Borghi, quien entonces era el director técnico del club chileno.

“Sus compañeros le apodaron perro nuevo, porque corría por todos lados en el campo sin un objetivo”, recuerda Borghi en entrevista para El Financiero. “Tenía una rapidez y una fortaleza física fuera de serie, pero era desordenado tácticamente. Poco a poco le metí esa disciplina en el campo. Fuera de las canchas hablábamos sobre su futuro en Europa. Trataba de mantenerle los pies sobre la tierra”.

El atacante fue transferido en la campaña 2007-08 a River Plate para que pudiera desarrollarse en una Liga más intensa, según cuenta Borghi. Ahí permaneció un año y un curso más tarde se integró, por fin, al Udinese. Defendió esa playera hasta la temporada 2011-12 para después fichar por el Barcelona. Olea sostiene que no pudo disfrutar en plenitud su etapa en España porque Delaigue falleció en esa época por un cáncer de riñón. “Tuvo que trabajar mucho mentalmente para superar el fallecimiento”, señala el biógrafo.

Sánchez permaneció hasta el curso 2013-14 con el Barcelona. Nunca pudo consolidarse como titular, debido a la presencia de Lionel Messi, Pedro y Cesc Fábregas en el ataque blaugrana. En el 2014-15 fue transferido al Arsenal y apenas en enero pasado firmó por el Manchester United, en el que este martes podría debutar en la Champions League, cuando los Red Devils reciban al Sevilla en el partido de vuelta de los octavos de final.

“Su transición al futbol europeo lo ayudó a mejorar la definición en la portería, que no tenía en Colo-Colo. Su llegada al Manchester United podría parecer un error, porque tienen a Romelu Lukaku como centro delantero, pero la gran cualidad que tiene Alexis es que puede jugar como segundo delantero, enganche y hasta extremo. Eso le garantizará minutos y encontrará la forma de marcar goles”, destaca Borghi.

El chileno llega en un momento de crisis en el United. El club sólo suma 12 goles en siete partidos en la Champions y es la sexta peor ofensiva de los equipos que clasificaron a la segunda ronda. Alexis –quien registra nueve tantos esta campaña en todas las competencias– es la apuesta de José Mourinho para que el ataque sea más potente.

Olea cree Alexis es el mejor jugador chileno de la historia, debido a su éxito en el futbol europeo y los campeonatos de la Copa América 2015 y 2016, y el subcampeonato de la Copa Confederaciones 2017 que obtuvo con la Selección.

“Marcelo Salas e incluso Iván Zamorano están por debajo de él, porque no fueron tan longevos en el futbol europeo y no obtuvieron tantos títulos con el seleccionado. Alexis los ha superado a ambos”.