¿Qué le gusta a Hollywood de Eugenio Derbez?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Qué le gusta a Hollywood de Eugenio Derbez?

COMPARTIR

···

¿Qué le gusta a Hollywood de Eugenio Derbez?

Su forma melodramática y agridulce de tratar la comedia ha colocado a Eugenio Derbez como el gran representante del cine latino en EU, que tiene un público creciente.

Rosario Reyes | Eduardo Bautista
04/06/2018
Eugenio Derbez protagoniza la película 'Hombre al gua', una producción de Hollywood.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Lo que Hollywood ve en el actor que hizo el doblaje de Burro en la saga del ogro Shrek -cuya versión original hizo Eddie Murphy- es más que un nombre, coinciden profesionales cercanos a Eugenio Derbez.

Hasta el pasado 27 de mayo, a dos semanas de su estreno en México, la cinta ¡Hombre al agua! había recaudado 456 millones 455 mil 979 pesos en Estados Unidos. El actor y productor mexicano ya había alcanzado varios récords en ese país con cintas anteriores. Su ópera prima No se aceptan devoluciones, de 2013, superó a El laberinto del fauno como la cinta en español más taquillera del otro lado de la frontera, al recaudar en su fin de semana de estreno 38.6 millones de dólares, contra 37.6 de la película de Guillermo del Toro.

¿En qué radica el éxito inédito de este mexicano en Hollywood?

Para el presentador oficial de los premios Oscar para América Latina, Rafael Sarmiento, Derbez reúne una mezcla única de cualidades. “Experiencia, talento y negocio”. Los estudios reconocieron su atractivo para el mercado hispano, que ya tenía cautivo con sus programas televisivos. Pero, advierte: “Sería injusto decir que sólo vieron eso como primera cualidad. Vieron un tipo ingenioso, con tablas, que escribe y se rodea de un buen equipo de escritores. Y sobre todo vieron a alguien que sabe proyectar sus ideas y que es una cara muy conocida en el terreno donde se mueve: el humor mexicano”.

En 2017, Cómo ser un Latin Lover debutó en segundo lugar en Estados Unidos y recaudó 12 millones de dólares. En México logró 137.94 millones de pesos entre el 5 y el 7 de mayo. Aunque había participado en las comedias La misma luna, Jack and Jill y Educando a mamá, al lado de figuras como Adam Sandler, las producciones originales son las que le han representado mayores ingresos.

“Tiene una disciplina tremenda y una metodología muy fuerte, no es solo el actor: produce y dirige. Su éxito se debe a la mano completa de Eugenio Derbez”, asegura el productor Marco Polo Constandse, quien estuvo a cargo del siguiente éxito taquillero después de su ópera prima: Cásese quien pueda.

Gracias al impulso de ¡Hombre al agua!, Pantelion Films, el estudio coproductor, anunció que Derbez realizará el remake de la película francesa El valet.

Para el estudio, el público hispano “es uno de los mayores y más crecientes en la taquilla estadounidense”. Y Derbez se perfila como un cheque al portador. Este año aparecerá en la cinta de Disney The Nutcracker and the Four Realms y en el filme animado Angry Birds 2.

Respecto al mercado mexicano, apunta Rafael Sarmiento, es uno de los más rentables. “México es el cuarto país que más boletos vende en las salas de cine, sólo detrás de Estados Unidos, China e India. El cine es un producto de alto consumo en nuestro país pese a su segmentación”.

Luis Eduardo Reyes, director de la cinta Qué pena tu vida, pondera la tradición que Derbez vierte en su trabajo al abordar la comedia. “Ese sentido agridulce del humor mexicano es lo que Hollywood ha visto en Eugenio y él lo sabe hacer estupendamente. Lo conozco hace muchos años, hice una película con su hija y siempre me ha interesado ese doble filo que tiene para tocar el sentido trágico y el de comedia”.

“Vieron un tipo ingenioso, con tablas, que escribe y se rodea de un buen equipo de escritores. Alguien que sabe proyectar sus ideas y una cara muy conocida en el terreno donde se mueve”
Rafael SarmientoConductor

De acuerdo con el director, se trata del mayor representante latino del cine en Hollywood. “Su trayectoria en México se basa en personajes fársicos, pero cuando hace cine, lo hace pensando en el público latino y por eso utiliza la tragedia y la comedia, como lo hizo Ismael Rodríguez, el gran director de la época de oro que creó la figura de Pedro Infante. Ahora quiere hacer un cine más particular. Cuando estrenó No se aceptan devoluciones dijo que le gustaría hacer una película como Little Miss Sunshine y recientemente mencionó Cinema Paradiso; es el tipo de cine en el que está interesado para comenzar a dirigir formalmente en Estados Unidos”.

Claudio Herrera, actor y guionista de los programas de Derbez en la televisión, dice que el creador de La Familia P. Luche es talentoso y carismático, pero sobre todo, trabajador. “Es de los artistas más disciplinados que he conocido. Podía haberse quedado en México, donde ya era una estrella, pero tenía la ambición de hacer más; rechazó muchos proyectos por hacer carrera en Estados Unidos, lo cual es admirable en esa generación de Salma Hayek, Diego Luna, Gael García, González Iñárritu, Cuarón, Guillermo del Toro, a la que de alguna manera también pertenece Eugenio. Aunque él es como ‘el maldito’, porque viene de la tele; sin embargo, ha logrado récords de taquilla en el cine comercial, que es tan válido como cualquier otro”.

Herrera, quien es uno de los guionistas de El privilegio de mandar e interpreta en la serie a José Antonio Meade, coincide en que Derbez abrió el paso a la comedia en el cine mexicano, con un toque de melodrama. “Sus historias tienen un arco dramático distinto al que nos tenía acostumbrados en la televisión, donde la comedia era más frontal”.

Raúl Uribe, cinefotógrafo de los programas televisivos La Familia P. Luche y Vecinos, comparte que Derbez cuida hasta el mínimo detalle. “Está en todo: arte, monitores, dirección; si algunos cuadros no le gustan o algo de la fotografía, lo cambia, a pesar de que el proceso creativo en televisión es mucho más rápido, los tiempos siempre son más apretados que en el cine”, comparte. “Además tiene un tipo de comicidad único: es muy complicado trabajar con gags, si escucharas los suyos con alguien más tal vez ni siquiera sería gracioso”.

El reciente auge de las comedias en el cine mexicano, concluye el productor Marco Polo Constandse, se debe a dos películas en específico: Nosotros los Nobles -en la que Derbez no participa- y No se aceptan devoluciones.

“No existía un precedente; 7 millones de espectadores de Nosotros los Nobles era algo nuevo, y la película de Eugenio duplicó ese número”, comenta. “Cada vez que alguien tiene éxito nos ayuda a todos los demás. Abre camino, crea credibilidad para los distribuidores, exhibidores y la inversión privada. Yo no podría visualizar lo qué pasó con las cintas Cásese quien pueda y La boda de Valentina sin el éxito de Derbez”.