¿Puedes adivinar cuál de estas pinturas no fue hecha por un humano?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Puedes adivinar cuál de estas pinturas no fue hecha por un humano?

COMPARTIR

···

¿Puedes adivinar cuál de estas pinturas no fue hecha por un humano?

Las piezas fueron encargadas como parte de un experimento por GumGum, una compañía de inteligencia artificial.

Redacción
16/09/2018
Actualización 16/09/2018 - 15:22
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

De las pinturas que aparecen en la imagen principal, cinco fueron pintadas por artistas de todo el mundo y una fue pintada por un robot. ¿Imaginas cuál puede ser? Si no logras ver las diferencia, no eres el único.

Las piezas se realizaron por encargo de GumGum, una compañía de inteligencia artificial con sede en Santa Mónica y el Laboratorio de Art & Artificial Intelligence en la Universidad de Rutgers.

Los investigadores no buscaban responder si una máquina podría aproximarse al producto final de un ser humano, sino si una máquina podía aproximarse al proceso creativo de un ser humano.

El proceso, después de todo, es lo que hace que el arte sea exclusivamente humano. Para nosotros, el arte no es un fin en sí mismo; es un medio para comunicar una experiencia compartida.

"Las máquinas no saben lo que se siente al experimentar la muerte de un recién nacido o esperar a que salga un nuevo álbum", dice Ben Plomion, director de marketing de GumGum. "Por eso, no creo que el arte generado por máquinas pueda ser tan apreciado como algo hecho por un humano. Pero las máquinas ciertamente pueden ayudar a los humanos en el proceso de creación ".

Placeholder block
El robot Cloudpainter.

Los artistas que participaron en el experimento recibieron el encargo de pintar una pieza inspirada en la misma colección de expresionistas abstractos estadounidenses del siglo XX.

Para Cloudpainter, un robot desarrollado por el artista residente en Virginia Pindar van Arman, la colección se convirtió en un conjunto de datos para entrenar su algoritmo. Su resultado final (pintura F arriba) está muy lejos del arte geométrico de color entre líneas que pueda imaginarse de un robot. En cambio, con colores goteantes y líneas borrosas, la pieza se ve... humana.

Para Cloudpainter, como hoy en día muchas tecnologías automatizadas, todavía hay un ser humano en c´rculos. Van Arman construyó el robot y es responsable de programar el software que dicta su salida. Como colaboración humano-robot, Cloudpainter es un reflejo bastante preciso de cómo es la automatización hoy en día.

En lugar del binario humano-trabajo vs. trabajo-robot a menudo perpetuado por el miedo de los 'doomsdayers' al 'robocalypse', los ejemplos de la automatización moderna tienden a parecerse más a los cyborgs, con humanos y máquinas trabajando juntos para lograr más de lo que cualquiera podría hacer individualmente. Si el robot es un chef de pizza o un maestro de ajedrez , las máquinas pueden aumentar el trabajo humano en lugar de simplemente reemplazarlo.

Cuando se trata de arte, Plomion imagina que los robots pueden desempeñar el papel de asistentes virtuales, proporcionando inspiración para el artista y realizando tareas mentales como sombrear en un fondo o mezclar un color específico. Él cree que la definición de la creatividad humana evolucionará con la tecnología. Habrá que tomar nuevas decisiones creativas sobre cómo usar artísticamente estas nuevas herramientas.

Independientemente de cómo te haga sentir, el robot artista ya es una realidad. El mes pasado, Christie's subastó una pieza de arte generado por inteligencia artificial por primera vez (Se vendió por alrededor de 10 mil dólares). Pero la pregunta sigue siendo si llegaremos a un día en que el arte generado por máquinas necesite un nombre diferente.

"Es importante darse cuenta de la intención de nuestra comprensión del arte", dice Dylan Freedman, un programador que investigó el arte generado por la IA en Google. "El arte verdaderamente generado por máquinas sin ninguna intención humana detrás de las escenas todavía no existe. Cuando lo haga, tendremos que lidiar con si todavía es arte ".

Con información de Quartz*