Lizt Alfonso Dance Cuba trae a México su ballet, folclor y flamenco
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Lizt Alfonso Dance Cuba trae a México su ballet, folclor y flamenco

COMPARTIR

···

Lizt Alfonso Dance Cuba trae a México su ballet, folclor y flamenco

La compañía se presentará el 9 de agosto en el Auditorio Nacional con su espectáculo 'Cuba vibra', con el cual celebra 25 años de trayectoria.

Desde el 2000, Lizt Alfonso Dance Cuba es una de las compañías residentes del Gran Teatro de La Habana.

Rosario Reyes
25/07/2018
La compañía se presentará el 9 de agosto en el Auditorio Nacional.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Con su integración de técnicas, la propuesta de esta compañía cuenta la historia de Cuba. Desde el 2000, Lizt Alfonso Dance Cuba es una de las compañías residentes del Gran Teatro de La Habana. Para entonces, hacía casi una década que su propuesta refrescó la escena dancística de la isla, con una fusión de ballet, folclor, contemporáneo y flamenco.

“Una bailarina de la compañía puede estar haciendo un paso de ballet clásico, moviendo los brazos como en el flamenco y de pronto hacer una caída como en los bailes afrocubanos. A eso le llamamos fusión”, explica en entrevista Lizt Alfonso.

“Nos colonizó España y eso lo traemos en nuestro ADN, lo poco que quedó de los indios cubanos y otras migraciones como la árabe o la china, se han mezclado. La fusión que hacemos en el baile es el reflejo de lo que somos los cubanos”.

La compañía se presentará el 9 de agosto en el Auditorio Nacional con su espectáculo Cuba vibra, con el cual celebra 25 años de trayectoria de la agrupación, originalmente integrada sólo por mujeres.

Alfonso es también fundadora de una escuela que prepara alrededor de mil 300 alumnos cada año, de donde salen los futuros integrantes de Dance Cuba.

“Tenemos la fortuna de que artistas como Alicia Alonso o Ramiro Guerra fueron los padres del crecimiento y el desarrollo del ballet y la danza contemporánea, y a partir de su trabajo en el Ballet Nacional, el Folclórico, o el de Danza Contemporánea, salieron creadores a hacer su propio proyecto, lo que abrió un abanico de posibilidades”, comparte la bailarina.