Las últimas horas del Che
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Las últimas horas del Che

COMPARTIR

···

Las últimas horas del Che

De la obra de José Rivera, nominado al Oscar por su guión de la cinta 'Diarios de motocicleta', llega esta puesta en escena sobre las últimas horas del guerrillero.

Redacción
06/08/2018
Actualización 05/08/2018 - 23:44
'36 horas cuenta abajo (Escuela de las Américas)' se presenta en el foro La Gruta del Centro Cultural Helénico.

Un hipotético diálogo entre Ernesto Guevara y la maestra de la escuela rural donde permaneció en cautiverio antes de morir a manos de militares bolivianos es el centro de la obra 36 horas cuenta abajo (Escuela de las Américas), del dramaturgo José Rivera, quien estuvo nominado al Oscar por su guión de la cinta Diarios de motocicleta, también basado en la vida del Che.

“Es una mirada necesaria a las persistentes dificultades con que tropiezan los afanes de libertad, justicia e igualdad en el mundo”, dice en entrevista Otto Minera, director de la puesta que se presenta en el foro La Gruta del Centro Cultural Helénico.

Para este estreno en México, Minera y el autor decidieron cambiar el título de la pieza —explica el director— porque ya casi nadie ubica lo que fue la base militar estadounidense en Panamá, que en plena guerra fría alojó una academia para militares latinoamericanos donde los preparaban para la lucha anti comunista.“Tiene algo de ironía: en Bolivia, el Che está prisionero en La Escuelita, un sitio miserable de piso de tierra, mientras que la Escuela de las Américas, en Panamá, es un tremendo fuerte norteamericano. Las dos escuelas son extremos de la realidad latinoamericana en 1967”.

La acción transcurre vertiginosamente, como aquellas últimas horas de vida del guerrillero argentino. “En el momento en que cae prisionero, la sospecha de que iban a matarlo era altísima y aunque hubo una discusión entre Estados Unidos, que quería mantenerlo vivo para interrogarlo, y los militares bolivianos, que querían acabar con él, lo que sucedió fue que 36 horas después de su captura lo mataron”.

Ernesto Guevara y la profesora Julia Cortés, a quien le fue encomendado llevarle de comer al prisionero, quizá cruzaron algunas palabras, pero para efectos dramáticos Rivera los pone a conversar sobre temas como el uso de las armas.

“El autor crea dos personajes apegados a la realidad, pero al mismo tiempo, plantea la posibilidad de hablar de todo lo que está en juego en el mundo en ese momento”, comenta el director. “Este diálogo puede aportar una mirada más reflexiva y menos cegada por el brillo del héroe a esos años, esos hechos, esos hombres, ese hombre en particular: Ernesto Guevara”, añade.

La puesta cuenta con las actuaciones de Anilú Pardo, Carmen Mastache, Edgardo González, Juan Valero, Josué Aguilar y Alejandro Gama.