Bajo arresto, él dirige un montaje operístico polémico
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Bajo arresto, él dirige un montaje operístico polémico

COMPARTIR

···

Bajo arresto, él dirige un montaje operístico polémico

Kirill Serebrennikov monta la puesta 'Così fan tutte' desde su domicilio, donde ha permanecido un año debido a una investigación en su contra.

Redacción
11/10/2018
Kirill Serebrennikov tiene prohibido usar teléfono o Internet, y solamente puede conversar con su abogado.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Aislado, a más de mil 600 kilómetros de Suiza, Kirill Serebrennikov, quien ha pasado todo el año confinado en su domicilio, ensaya su puesta de Così fan tutte, que la Ópera de Zurich estrenará el 4 de noviembre próximo.

Su asistente, Evgeny Kulagin, declaró al periódico británico The Guardian, que Serebrennikov tiene prohibido usar teléfono o Internet, y solamente puede conversar con su abogado, aunque tiene permitido utilizar una computadora. Al final de cada ensayo, la producción envía un video a su abogado, quien lo coloca en una memoria USB y se lo entrega al director en su departamento de Moscú. “Luego él envía sus comentarios escritos o en video, nuevamente a través del abogado”, dijo Kulagin.

De acuerdo con The Guardian, Andreas Homoki, el director de la Opernhaus Zürich -uno de los teatros más importantes de Europa- comisionó a Serebrennikov este montaje hace dos años. Cuando se llevó a cabo el arresto, asumió que la detención sería temporal y continuó con la producción.

El director, requerido inicialmente como testigo en una investigación contra el Centro Gogol -del cual es director- por presunta malversación de fondos federales, fue arrestado en agosto de 2017 y tendrá la primera audiencia el 17 de octubre.

Serebrennikov, cuya cinta Leto (Verano) se estrenó en el pasado festival de Cannes, es conocido por sus puestas en escena vanguardistas -incómodas para el conservadurismo del Kremlin-, entre ellas una versión de The Golden Cockerel, de Nikolai Rimsky-Korsakov. Su ballet Nureyev, que estrenaría el Bolshoi, se canceló el verano pasado, poco antes del arresto, “en medio de rumores de que los temas gay de la producción habían ofendido a los poderosos mecenas del teatro”.