Aunque bebas poco, tienes riesgo de sufrir demencia
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Aunque bebas poco, tienes riesgo de sufrir demencia

COMPARTIR

···

Aunque bebas poco, tienes riesgo de sufrir demencia

El consumo moderado de alcohol puede causar un menor tamaño del hipocampo, una parte del cerebro asociada a la memoria.

Redacción
12/08/2018

Se sabe que el consumo excesivo de alcohol está asociado con la demencia, el síndrome de Korsakoff y la atrofia cerebral; sin embargo, un nuevo estudio demuestra que beber cantidades menores también deteriora la estructura y las funciones de tu cerebro.

El estudio Whitehall II, realizado por especialistas de la Universidad Colegio de Londres (UCL) y del Instituto Nacional Francés de Salud e Investigación Médica (Inserm), revela que el consumo de alcohol, incluso en niveles moderados, se asocia con resultados adversos en el cerebro, incluida la atrofia del hipocampo.

La atrofia del hipocampo se refiere a un volumen más pequeño de esta parte del cerebro, la cual está asociada principalmente a la memoria, particularmente la de largo plazo.

Para realizar el estudio, 10 mil 308 funcionarios públicos fueron reclutados en 1985 y durante aproximadamente 30 años se analizaron su estado socioeconómico, estrés, así como variables sociodemográficas sobre su salud y estilo de vida.

Los especialistas calcularon el consumo semanal de los participantes y calificaron que una unidad equivale a 10 mililitros de alcohol, mientras que 14 unidades equivalen a 4 tarros de cerveza (568 mililitros de alcohol) o 5 copas grandes de vino (175 mililitros de alcohol).

Bajo estos parámetros, los expertos relacionaron el consumo ligero con un rango de una a siete unidades por semana, mientras que el consumo moderado abarca de 7 a 14 unidades por semana para mujeres y de 7 a 21 unidades para los hombres.

“El consumo promedio de alcohol durante el estudio se correlacionó negativamente con la densidad de materia gris, especialmente en el hipocampo. Las asociaciones también se extendieron en las amígdalas. Las regiones frontales no se vieron afectadas”, indica el estudio.

“Las mayores probabilidades (de atrofia hipocampal) estaban en los que bebían más de 30 unidades por semana, pero las probabilidades de atrofia eran mayores en comparación con la abstinencia incluso en aquellos que bebían a niveles moderados de 7 a 14 unidades por semana”, indica el estudio.

La investigadora de la UCL, Séverine Sabia, explicó que después de tomar en cuenta factores sociodemográficos, de estilo de vida y relacionados con la salud que podrían haber afectado los resultados, encontraron que beber en exceso por semana se asociaba con un mayor riesgo de demencia.

“Entre aquellos que beben más de 14 unidades por semana de alcohol, cada siete unidades por semana de aumento en el consumo se asoció con un aumento del 17 por ciento en el riesgo de demencia”, informó.

De acuerdo con otro estudio publicado en Science Direct, la atrofia del hipocampo estaría asociada con la demencia, un problema severo de salud a nivel mundial y que afecta a la memoria.

Actualmente 46.8 millones de personas en el mundo viven con demencia y se proyecta que 131.5 millones vivirán con ella para el año 2050. La mayoría de estas personas recibe un diagnóstico tardío, lo que genera un retardo del inicio de tratamiento.