¿Quieres una larga vida? Un estudio te dice 'el secreto'
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Quieres una larga vida? Un estudio te dice 'el secreto'

COMPARTIR

···

¿Quieres una larga vida? Un estudio te dice 'el secreto'

Un estudio realizado por investigadores finlandeses revela que esas vacaciones que no has tomado podrían afectar tu salud incluso si llevas una vida sana.

Redacción
02/09/2018
El no tomar vacaciones incrementa el estrés y afecta la salud.

Un estudio realizado por investigadores de Helsinki Businessmen Study a lo largo de cuarenta años revela que tomar vacaciones largas podría prolongar la vida.

El análisis fue presentado esta semana por el congreso de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC Congress 2018), que se llevó a cabo del 25 al 29 de agosto en Múnich, Alemania.

"El informe revela que para reducir la mortalidad no solo es importante llevar una vida saludable y tomar los medicamentos adecuados, también reducir el estrés, y unas vacaciones de más de tres semanas ayudan a conseguirlo".

Los investigadores finlandeses siguieron durante 40 años a mil 222 ejecutivos nacidos entre 1919 y 1934, reclutados para el Helsinki Businessmen Study en 1974 y 1975, con al menos un factor de riesgo de enfermedad cardiovascular (fumar, sobrepeso, colesterol alto o presión arterial alta) y presentaron los resultados en dicho congreso.

"En nuestro estudio, los hombres con vacaciones más cortas trabajaban más y dormían menos que los que tenían vacaciones más largas. Este estilo de vida estresante podría haber invalidado cualquier beneficio de la intervención. Incluso pensamos que la intervención en sí misma también puede haber tenido un efecto psicológico adverso en estos hombres, al aportar estrés a sus vidas", señaló Timo Strandberg, profesor de la Universidad de Helsinki (Finlandia) y coautor del trabajo.

De acuerdo con CNN, para el estudio, se dividió a los voluntarios en dos grupos: uno de control con 610 individuos y otro de intervención con 612 con el que se trabajó durante cinco años.

El grupo de intervención recibió asesoramiento cada cuatro meses para que los que estaban en él realizaran actividad física aeróbica, llevaran una dieta saludable, lograran un peso adecuado y dejaran de fumar.

En caso de que los consejos no fueran efectivos, este grupo recibía medicamentos para disminuir la presión sanguínea y los lípidos. Mientras que los ejecutivos del grupo de control recibieron la atención médica habitual y sin ser vistos por los investigadores.

En 1989, el seguimiento de 15 años dio un resultado inesperado, se descubrió que había habido más muertes en el grupo de intervención que en el de control.

El estudio se prolongó hasta 2014 enfocándose en cómo los factores de riesgo de la mediana edad pueden afectar la calidad de vida y la salud en la vejez.

¿El resultado? En el registro de 15 años, los del grupo de intervención tenían tasas de mortalidad más altas que los del grupo de control. La razón: trabajaban demasiado, no dormían lo suficiente y no tomaban vacaciones suficientes.

"No piense que llevar un estilo de vida saludable va a compensar tener un trabajo demasiado duro y sin vacaciones. Las vacaciones pueden ser una buena forma de aliviar el estrés", remata el profesor Strandberg.