Nuki Nuki: una ventana a Japón desde la colonia Roma
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Nuki Nuki: una ventana a Japón desde la colonia Roma

COMPARTIR

···

Nuki Nuki: una ventana a Japón desde la colonia Roma

Un lugar hecho al estilo japonés, donde pasarla, beber y comer bien te esperan.

Lizbeth Hernández
12/09/2018
En la Roma hay un lugar en el que puedes degustar lo mejor de la comida nipona.

Para atraer suerte, riqueza y prosperidad en Japón no hay bar, cantina o taberna que no tenga un tanuki, que es la imagen caricaturizada de un mapache que parece perro; es parte de su folclor y ha sorteado con éxito del paso del tiempo. De la pintura clásica japonesa al animé, sus representaciones se multiplican.

El tanuki es un personaje vivaz que siempre lleva consigo su sake y una bolsa de dinero robado que obtiene al engañar con sus poderes a quienes se le acercan. El nombre y la esencia de ese personaje fue la inspiración para llevar al corazón de la colonia Roma un izakaya tradicional.

Placeholder block

“Los izakayas son lugares para pasarla bien, se bebe bien y se come mejor. Ofrecemos recetas tradicionales cocinadas con insumos japoneses, traemos pescados, algas, arroz, hierbas y licores”, explica Yoshitake Yanagi, sobre la carta de Nuki Nuki, que él diseñó.

Es el hermano de los restaurantes japoneses Deigo y Kaito. Es un bar con especialidad culinaria en el que todos los detalles están bien cuidados. Del Japón traen pargo y toro de atún alimentado sólo con calamar, que llega a la mesa como nigiri, un trozo de pescado cuidadosamente fileteado sobre una pequeña cama de arroz.

Ahí se puede probar lo que los habitantes de cualquier provincia nipona comen cotidianamente, cocina caliente como jaiba de concha suave, gyozas fritas bañadas en mermelada de tocino, tai amazu ankake, pescado bañado en salsa agridulce y las opciones del happy-meal japonés, el teishoku, que incluye ensalada, arroz, sopa y guisado principal.

Placeholder block

“La cocina tradicional japonesa siempre está en busca de la calidad, hay una obsesión permanente por la perfección, de ahí la seducción que ejerce en muchos cocineros el mundo”, refiere Yanagi.

Yanagi cuenta que se enamoró de las cocinas porque su padre distribuía insumos japoneses. Los olores, las texturas y la perfección le emocionaron tanto que su aprendizaje ha sido mayormente autodidacta. Poseé una amplia biblioteca de gastronomía japonesa, recetas y técnicas culinarias de corte.

Asegura que el público en general está en busca de experiencias completas y complejas, por lo que ofrecen una carta especial de bebidas, en las que se incluyen variedad de licores, pero con énfasis en el sake.

Placeholder block

Leonor Betanzos es la mixóloga que creó los tragos. Afirma que para conseguir un equilibrio entre destilados y licor de arroz apeló a sus recuerdos de la infancia. La carta está inspirada en personajes de caricaturas japonesas como Ultraman, Pokémon y Los Gatos Samurái.

Guardan cierta asociación con el color o con las características de los personajes; por ejemplo, el bayleef martini lleva gin, vermouth, jarabe de eucalipto y bitter de eucalipto, y toma su nombre del personaje de Pokémon del mismo nombre”, explica Betanzos.

Además de beber y comer, en breve ofrecerá una experiencia más: salas de karaoke, ahora en construcción. Nuki Nuki es una ventana para asomarse a Japón desde la colonia Roma.