Fortalece tu cuerpo y emociones con este programa
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Fortalece tu cuerpo y emociones con este programa

COMPARTIR

···

Fortalece tu cuerpo y emociones con este programa

Bailarina y terapeuta, Karelia Romero diseñó el programa 'Cuerpo con sentido', con el cual se obtienen beneficios extras al corregir la postura de la espalda.

Rosario Reyes
30/05/2018

Corregir la postura de la espalda tiene beneficios más allá de la apariencia. Con base en su experiencia, Karelia Romero encontró una forma que combina fuerza y salud con la estética. Bailarina y terapeuta, diseñó un programa que trabaja la conciencia corporal, emocional, así como de cambio de hábitos.

“Cada persona tiene diferentes objetivos y expectativas, no se trabaja igual con alguien que pasa ocho horas sentado en una oficina, que con quien pasa ocho horas trabajando dinámicamente su cuerpo”, explica.

Ella se enfoca en alineaciones corporales de acuerdo a los objetivos, la silueta, el medio de trabajo y necesidades básicas personales de quienes la consultan. Cuerpo con sentido es un programa que busca, durante tres meses en promedio, lograr cambios positivos.

Placeholder block

En la espalda se guardan emociones, por lo que es frecuente que al cambiarlas, o al hacer ciertos ejercicios, algo suceda a nivel emocional y entonces, el llanto o la risa, son parte del proceso para avanzar físicamente.

Las posturas son imitadas o se adquieren por alguna acción o incluso un momento de la vida, asegura. “Como cerrar la espalda, encorvar lumbares o hacerse más chico por un dolor sufrido a causa de una pérdida; eso hace que la alineación se modifique, con lo cual se afectan las articulaciones, pero nadie relaciona que un hecho hizo que la postura se modificara. Cuando la trabajamos con alineaciones y fortalecimiento, se detona esa emoción que en algún momento provocó la postura”.

Cambiar la postura provoca emociones. Puede ser tristeza que lleve a una gripa, por ejemplo, o alguna otra reacción física, como malestar estomacal. “El cuerpo siempre habla, se expresa y lo que hago es acompañar este síntoma que nace por modificar las posturas, con un seguimiento personalizado”.

Este conocimiento llegó a ella a través del baile. Una de sus profesoras en la asignatura de coreografía le mostró no solo la anatomía del cuerpo, sino la forma de cuidar los huesos y articulaciones. Aprendió osteopatía, que tiene que ver precisamente con las alineaciones y cómo se van modificando las articulaciones cuando el sistema óseo no está firme o colocado correctamente.

Después cursó una especialidad en pilates, en la que aprendió a fortalecer el cuerpo de adentro hacia afuera. “Normalmente es al revés, por eso se nos hace muy fácil cargar una caja y nos lastimamos; si estamos fuertes por dentro no corremos riesgos de lesiones. Además, si las emociones se guardan en los músculos, al llegar a cierta alineación corporal y un punto de catarsis, la fuerza para hacer los ejercicios, te convierte en una persona poderosa”.

El programa se complementa con un régimen alimenticio, elaborado por ella misma, gracias al estudio de la fitotecnia. Todo este apoyo integral está encaminado a prepararse para el futuro, concluye la experta. “Mejorar la postura, te va a dar fortaleza, una vejez digna, en la que puedas ser independiente sin usar andaderas que te carguen, porque tendrás la capacidad de hacerlo. Pero ese bienestar se puede disfrutar desde ahora. Mi objetivo es que las personas tengan un mejor hábito de vida y se sientan cómodos con lo que son, se vean al espejo y digan: ‘me siento cómodo, me gusta lo que soy y no me duele nada’”.