Brasil
deportes

Philipp Lahm, el alemán "todoterreno"

Philipp Lahm es un prodigioso jugador alemán que posee una multifuncionalidad maravillosa. Su presencia será elemental para la selección alemana, la cual enfrentará el próximo lunes a Argelia para avanzar a cuartos de final. 
Domingo Aguilar
26 junio 2014 22:42 Última actualización 27 junio 2014 5:0
Philipp Lahm es el capitán de la selección alemana. (AP)

Philipp Lahm es el capitán de la selección alemana. (AP)

Si de versatilidad y plurifuncionalidad se trata, Philipp Lahm es el mejor exponente del conjunto alemán, pues ha demostrado que se puede adueñar tanto de las zonas laterales defensivas del terreno de juego, como del centro del campo.

El capitán germano inició su carrera en las fuerzas inferiores del Bayern Munich, después se fue cedido al VfB Stuttgart, pero regresó a la cuna bávara en 2005, a la cual estará unido hasta 2019, después de haber renovado su contrato el 11 de junio pasado.

Ottmar Hitzfeld fue el técnico que lo debutó en el club del sur de Alemania, y desde entonces siete de los ocho estrategas que lo sucedieron en el banquillo aprovecharon las cualidades de Lahm como defensor lateral, hasta que llegó Josep Guardiola al banquillo. El catalán tuvo otros planes para el líder del equipo que obtuvo las tres copas en la temporada 2012/2013, ya que además de utilizar su talento en la zona defensiva, también lo hizo desempeñarse en el medio campo.

Tras 299 partidos y 26 mil 24 minutos disputados en los extremos de la zona defensiva (en la Bundesliga y Champions League), el jugador alemán se mudó a una posición más cerca del círculo central, y tanto la efectividad como el buen juego lo siguieron: fue titular en 25 partidos de la liga local, sumó 2 mil 336 minutos, así como un nuevo título de liga (el que se ha conseguido con más días de antelación a la última jornada), además de otro de Copa; sólo se le escapó la Champions, en la que tuvo un porcentaje de efectividad de pases de 93.12% (completó 881 de 946 que intentó en 12 partidos).

El rendimiento del muniqués lo llevó a integrar la maquinaria de la Mannschaft, cuyos jugadores, incluyéndolo a él ahora por el centro del campo, han recorrido en conjunto 301.6 kilómetros en ciudades donde la humedad supera el 50 por ciento.

Los ghaneses expusieron la problemática de los germanos con el clima, situación contra la que Tim Meyer, médico del equipo, ya arregló al hacer comer a los jugadores tres horas antes de cada juego y manteniéndolos hidratados durante todo el día.

Todas las notas BRASIL