Brasil
deportes

Óscar Pérez dice que hace 12 años se le pudo ganar a Croacia, pero sufriendo 

El portero titular de la Selección Mexicana en Corea/Japón 2002, no ha olvidado que llegaron a Niigata con las indicaciones precisas del técnico Javier Aguirre de no dejar que los croatas les ganaran en el juego aéreo.
Francisco Arredondo R.
23 junio 2014 0:3 Última actualización 23 junio 2014 5:0
Óscar Pérez, lleva 612 partidos a lo largo de 20 años en lo más alto del futbol mexicano. (AP)

“Sabíamos que Croacia era un equipo complicado, ordenado, con jugadores altos que en la pelota parada", dijo 'El Conejo'. (Archivo)

En la mente del portero Óscar Pérez Rojas existen vagos recuerdos del debut en el Mundial de Corea/Japón 2002, pero nunca ha olvidado, a 12 años de distancia, que llegaron a Niigata, Japón, con las indicaciones precisas del técnico Javier Aguirre Onaindía de no dejar que los croatas les ganaran en el juego aéreo.

Fue en el Niigata Stadium Big Swam, el 3 de junio de 2002, cuando los mexicanos se presentaron en la primera y única justa mundialista organizada por dos naciones, ante Croacia, tercer lugar en Francia 98 y que contaba en sus filas con el campeón de goleo individual del certamen galo, Davor Suker, además de los hermanos Robert y Niko Kovac, actual entrenador de los balcánicos.

El Conejo Pérez, una de las figuras más representativas de aquel seleccionado nacional, señaló en entrevista con El Financiero que se llegó a tierras asiáticas con cierto desconocimiento del rival, pero conscientes de que aunque estuvieran más altos, debían sacar a flote su experiencia con la pelota y la táctica.

Los croatas registraron un promedio de estatura de 1.83 metros, mientras que los convocados por El Vasco Aguirre de 1.78.

“Sabíamos que Croacia era un equipo complicado, ordenado, con jugadores altos que en la pelota parada podrían ser complicados y así los enfrentamos”, dijo el veterano guardameta de 41 años, quien sigue en activo con los Tuzos del Pachuca.

“Recuerdo que en todo momento nos decíamos que teníamos que hacer las cosas fáciles y sin inventar, sólo hacer lo que sabíamos y con eso creíamos que era suficiente para sacar un buen resultado”.

¿Era una consigna?
"Recuerdo que siempre se mencionó que teníamos que tener mucho cuidado con el juego aéreo, que era lo que más nos preocupaba, porque eran de talla alta; creo que estábamos más enfocados con eso. La verdad que ese punto era lo que más nos preocupaba, además de que sabíamos poco del rival, pero recuerdo que Javier Aguirre con su cuerpo técnico se encargaron de estudiar al rival, y nos dijo que tuviéramos mucho cuidado con la altura de los croatas".

El duelo fue complicado para México porque los europeos eran fuertes y rápidos, aunque poco a poco se fue imponiendo el futbol de los jugadores mexicanos a base de toques y abriendo la cancha, pero fue hasta la segunda parte cuando se vieron mejor y después de una gran jugada en conjunto, Boris Zivkovic cometió falta a Cuauhtémoc Blanco en el área, el árbitro marcó penal, mismo que cobró el delantero.

Croacia se fue con todo para empatar, pero Óscar Pérez tuvo un buen partido y logró con grandes atajadas mantener el cero en su portería, para que al final se mantuviera el marcador y se consiguiera la victoria. “La verdad recuerdo poco, pero fue un partido trabado y ganamos con un penal de Cuauhtémoc Blanco”, compartió el también mundialista en Sudáfrica 2010.

“Cuando Cuauhtémoc hace el gol de penal, en ese momento nos sentimos más tranquilos en el debut mundialista, porque la verdad durante muchos minutos estuvimos ‘con el Jesús en la boca’, porque nos podían empatar”.

Todas las notas BRASIL