Brasil
deportes

Marc Wilmots, el estandarte de Bélgica
está ahora en la banca

Luego de un largo tiempo de ausencia regresó al futbol en 2009 para ser el asistente de los técnicos Dick Advocaat y Georges Leekens en su Selección, pero debido a la renuncia repentina de éstos fue nombrado entrenador del combinado en junio de 2012.
Luis Madrid Gutiérrez
30 junio 2014 23:51 Última actualización 01 julio 2014 5:0
Su carrera como seleccionado no estuvo tan llena de éxitos como su trayectoria en clubes, aunque participó en cuatro Mundiales. (Reuters)

Su carrera como seleccionado no estuvo tan llena de éxitos como su trayectoria en clubes, aunque participó en cuatro Mundiales. (Reuters)

Uno de los más grandes jugadores belgas es Marc Wilmots, quien desde su primera temporada logró salir campeón en la segunda división, donde demostró ser un joven con gran talento y un futuro prometedor. Fue clave en el título de su segundo equipo el KV Mechelen, lo que le valió ser nombrado mejor jugador joven del año en Bélgica, en la temporada 1990.

Su mejor etapa la pasó con el Schalke 04, equipo con el que anotó el penalti decisivo en la final de la Copa de Europa de 1997; con ese triunfo el equipo alemán obtuvo el que hasta el momento es su único título internacional. Luego de un breve paso por el balompié francés con el Bordeaux, regresó a Gelsenkirchen para retirarse después de ganar la Copa de Alemania en 2002.

Su carrera como seleccionado no estuvo tan llena de éxitos como su trayectoria en clubes, aunque participó en cuatro Mundiales, llegando sólo a octavos de final en tres ocasiones. A pesar de ello es el máximo goleador de Bélgica en Copas del Mundo con cinco anotaciones.

Al finalizar su carrera como futbolista, tomó las riendas del conjunto que lo vio jugar por última vez, pero dejó su puesto para iniciar una nueva etapa de su vida en el ámbito político. Primero compitió con el Ministro del Interior por un puesto en el Senado belga. Fue elegido senador por el Partido del Movimiento Reformador de Bélgica, pero al no tener una trayectoria política tan exitosa como la deportiva, renunció a su lugar en 2005.

Luego de un largo tiempo de ausencia regresó al futbol en 2009 para ser el asistente de los técnicos Dick Advocaat y Georges Leekens en su Selección, pero debido a su renuncia repentina de éstos fue nombrado primer entrenador del combinado en junio de 2012. Wilmots tenía como primera misión regresar a Bélgica a una Copa Mundial luego de dos ausencias.

Desde que Wilmots llegó al banquillo de Bélgica ha jugado a gran nivel para tener una ronda de clasificación casi perfecta, con ocho triunfos y únicamente dos empates, para terminar primero de su grupo. Con un plantel joven, pero plagado de estrellas, los Diablos Rojos no conocen la derrota en Brasil 2014 y están dispuestos a revivir la época dorada que tuvieron en la década de los 80, cuando lograron llegar a la final de la Eurocopa de ese año y quedaron en cuarto lugar en el Mundial de México 1986.

Todas las notas BRASIL