Brasil

Jugamos como nunca…

Con un potente tiro de Giovani dos Santos, México acarició el sueño del quinto partido por 40 minutos, pero bastaron seis minutos para que los holandeses sellaran el destino tricolor. 
Redacción
29 junio 2014 13:1 Última actualización 29 junio 2014 14:16
Un penal cobrado por Jas Huntelaar mandó a México a Casa. (EFE)

Un penal cobrado por Jas Huntelaar mandó a México a Casa. (EFE)

México cayó ante Holanda en un juego trabado y duro en el que por 40 minutos acarició el sueño del quinto partido.

Después de dos años de no anotar con la Selección (sin tomar en cuenta los dos tantos anulados ante Camerún), Giovani dos Santos abrió el marcador para la escuadra mexicana, mientras que Memo Ochoa se lucía atajada tras atajada.

Pero Holanda fue implacable y rompió el corazón de México mientras saboreaba sus primeros cuartos de final en 28 años. 

Wesley Sneijder logró la iguala con un furioso remate desde el borde del área a los 88 minutos, y Klaas-Jan Huntelaar dio vuelta al resultado con un penal en el cuarto minuto del tiempo de reposición, luego de una falta de Rafael Márquez sobre el escurridizo Arjen Robben.

"Robben evidentemente forzó el penal", elogió Van Gaal. El extremo holandés cayó en el área ante un mínimo contacto de Márquez, si es que hubo alguno. El árbitro Pedro Proenca pitó la falta de inmediato, y Jan Huntelaar definió con un tiro potente que engañó a Ochoa.

"Hoy es el señor del silbato el que nos deja fuera del Mundial", lamentó el técnico mexicano Miguel Herrera. "Es un penal inventado".

"Habíamos hecho un buen trabajo, se tira muy atrás el equipo y de regalo le empiezan a dar oportunidades a un equipo que no había hecho nada. Es un Mundial donde todo estuvo en contra de México. Desafortunadamente no conseguimos lo que queríamos".

Las providenciales atajadas de Ochoa fueron insuficientes, y México se despide en segunda ronda por sexto Mundial consecutivo. El Tri sólo se ha metido a los cuartos de final en dos ocasiones, ambas como local, en 1970 y 1986.

Apenas arrancó la segunda mitad, Giovani dos Santos abrió el marcador al bajar con el pecho el balón, lo dejó picar, y definió con un remate desde fuera del área que entró cerca del palo. Oribe Peralta intentó repetir la hazaña a los 55 con un zurdazo lejano que obligó a una atajada del portero Jasper Cillessen.

Abajo en el marcador, Van Gaal ingresó a Memphis Depay por Paul Verhaegh, y pasó del polémico 5-3-2 que tan bien le había servido en la primera ronda al tradicional 4-3-3 del futbol holandés para alcanzar la remontada.

Herrera no tardó en mover sus fichas, y sacó a dos Santos, un atacante, para dar paso al volante Javier Aquino.

El portero mexicano realizó una providencial atajada a los 57, cuando contuvo a quemarropa un remate de Stefan de Vrij, y después a los 73 sumó otra milagrosa salvada al rechazar un mano a mano frente a Robben, que había dejado sembrado en el césped a Márquez.

El Tri se prodigó en solidarios esfuerzos para defender la ventaja. A los 60, Francisco Rodríguez desvió al tiro de esquina un remate de Sneijder, apenas un aviso del empate que llegaría sobre la hora.

El presidente Enrique Peña Nieto felicitó a la selección y al director técnico por su actuación en el Mundial, por medio de su cuenta de Twitter.

Con información de AP y Reuters

Todas las notas BRASIL