Brasil

FIFA se defiende de “reproches” y críticas por el Mundial

El organismo respondió a los comentarios sobre el costo del Mundial, los desalojos, el precio de los boletos entre otras cosas con las que ha sido criticada señalando que algunas carecen de fundamento y se basan en hechos tergiversados.
Redacción
10 junio 2014 16:34 Última actualización 10 junio 2014 16:34
[Blatter ha estado en la FIFA por nueve Mundiales en diferentes cargos. En 1998 asumió la presidencia. / Reuters] 

[Blatter ha estado en la FIFA por nueve Mundiales en diferentes cargos. En 1998 asumió la presidencia. / Reuters]

A un par de días de que se celebre la Copa del Mundo, la FIFA a través de un documento titulado ‘La realidad de las cosas’, aclaró “varias ideas equivocadas” y críticas que se han hecho en torno a la justa deportiva.

“Algunas críticas carecen de fundamento y se basan en hechos tergiversados”, menciona el organismo en el escrito.

En el documento, que se divide en algunas de las mayores críticas que ha recibido la FIFA por la organización del Mundial, da respuesta a cada una de ellas.

INVERSIÓN Y GASTOS

Respecto a que la FIFA no ha aportado recursos económicos para la celebración de la justa mundialista, el organismo señala que ha pagado cerca de dos mil millones de dólares.

En este sentido, detalla que no ha recibido ningún tipo de fondos públicos, y explica que los recursos han provenido de los beneficios obtenidos de los derechos de televisión y comercialización del torneo.
Sobre los gastos en infraestructura del país la FIFA explica:

“Los gastos para la mejora o construcción de carreteras, aeropuertos y sistemas de telecomunicaciones son inversiones que redundarán en beneficio del país a largo plazo; por lo tanto, no son gastos relacionados exclusivamente con el Mundial”.

En relación a los “reproches” sobre que el gasto para la construcción de los estadios hace falta en educación y sanidad, la institución recuerda que hace dos semanas, antes de que iniciara la Copa del Mundo, la presidenta de ese país, Dilma Rousseff, “aclaró que el presupuesto estatal para educación y salud no se verá afectado por el préstamo que el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social ha concedido para los estadios (que supone únicamente el 0.16 por ciento del PIB brasileño)”.

Respecto a que si la FIFA obligó a la construcción de doce estadios, apunta que el país organizador es el único responsable de elegir si utiliza ocho, diez o doce estadios, siendo esta última opción la seleccionada por Brasil.

Sobre las críticas de que el precio de los boletos son tal altos que los ciudadanos brasileños no tienen la posibilidad de comprarlos, el organismo añade que a diferencia de otros eventos deportivos, como torneos de tenis o unos Juegos Olímpicos, el Mundial cuenta con entradas de hasta 15 dólares.

“De los 11 millones de solicitudes de entradas, el 70 por ciento proceden de brasileños, y de los 2.7 millones de entradas vendidas hasta la fecha, el 58 por ciento han ido a parar a manos de brasileños”, agrega.

En relación a los comentarios de que la FIFA exige una exención de impuestos para los patrocinadores, impactando negativamente a la economía del país, el organismo se defiende respecto que lo único que ha solicitado son rebajas en las tasas de importación en los productos importados que son necesarios para la organización y gestión de la Copa Mundial.

Por ejemplo las computadoras y los balones que se emplearán durante el Mundial.

Sin embargo explica que “de los 2 mil millones de dólares que gasta la FIFA para el Mundial, cerca de mil millones los reciben proveedores de servicios brasileños es decir, el dinero va a parar a la economía de Brasil”.

¿QUÉ HACE LA FIFA CON LAS GANANCIAS?

En relación a las críticas sobre que el único interés de la FIFA radica en sus ganancias, la institución recuerda que es una asociación sin ánimo de lucro.

Por lo que explica que de los ingresos obtenidos por el Mundial, destina 550 mil dólares diarios al desarrollo del futbol, y casi 2 millones al día para la organización de campeonatos internacionales.

Sobre los ya tan mencionados desalojos que han vivido algunos ciudadanos por la celebración del Mundial, el organismo apunta que ha exigido, al gobierno federal y al de las 12 sedes mundialistas, “las garantías de que para ninguna construcción o renovación de los doce estadios se ha desalojado o desplazado a persona alguna”.

Por último la FIFA descarta que haya exigido el desalojo de vendedores ambulantes de los estadios que fungirán como sedes del Mundial y agrega que ha llevado a cabo una acreditación similar a la del Mundial de Sudáfrica para que puedan “seguir vendiendo cerca de los estadios y de las fiestas de aficionados de la FIFA, las Fan Fest”.

La FIFA ha sido fuertemente criticada por la ciudadanía de ese país, principalmente por la inversión realizada para la llevar a cabo el Mundial.

Un ambiente de tensión se vive a días de que se celebre la justa deportiva por las marchas que se podrían presentar.

El Mundial dará inicio el próximo jueves 12 de junio en el Arena de Sao Paulo, con el encuentro entre Brasil y Croacia.

Todas las notas BRASIL