Brasil
DEPORTES

Entradas para partidos poco populares del Mundial bajan de precio

En el mercado de reventa, los precios para partidos como Honduras vs. Suiza han bajado considerablemente. La falta de infraestructura del sur de Brasil es una de las principales causas de ello, afirman expertos. 
Bloomberg
30 mayo 2014 18:19 Última actualización 31 mayo 2014 5:0
Su diseño, ha sido inspirado en el verde y el dorado del trofeo de la Copa Mundial. (Cortesía)

A menos de 15 días del inicio del Mundial, algunos estadios siguen registrando atrasos. (Cortesía)

Las entradas para la Copa del Mundo en el mercado de reventa rondan en los 15.89 dólares, 89 por ciento menos que el valor original del boleto. 

Los bajos precios se deben, principalmente, a las pobres condiciones de infraestructura de los estadios ubicados al sur de Brasil. Éste es el caso del partido Honduras vs. Suiza (25 de junio) que se celebrará en la ciudad de Manaos. Los boletos son ofrecidos por revendedores en sólo 27 dólares. Esta semana, Manaos sufrió una grave inundación, lo cual ha ahuyentado a los turistas. “Esto afectó sin ninguna duda la confianza de la gente”, asegura Oliver Wheeler, portavoz de la empresa Viagogo, la cual vende boletos para el Mundial a través de la web. 

Las entradas para ver a Alemania (una potencia futbolística) en el estadio Castelao de Fortaleza - uno de los que aún no han sido terminados - se consiguen con los revendedores hasta un 44 por ciento más baratos que en taquilla.  

"Los retrasos en la construcción pueden estar afectando el mercado de reventa. Algunos de los precios de las entradas se han relacionado directamente con la confianza en la infraestructura", aseguró Wheeler.

El Mundial ya comienza este 12 de junio. No obstante, algunos estadios o construcciones registran atrasos. El partido de inauguración entre Brasil y Croacia sucederá en el estadio Sao Paulo, uno de los que todavía tienen muchas cosas sin terminar. En el aeropuerto de Fortaleza, por ejemplo, se utilizará una carpa durante el campeonato porque la nueva terminal no estará lista a tiempo.

El gobierno de Brasil, que está gastando 11 mil millones en el evento, dispersó los partidos en 12 lugares de todo el país y la mayoría de las ofertas corresponden a los juegos en las ciudades del norte y del noreste.


PESE A TODO, LA REVENTA ES UN BUEN NEGOCIO

Las entradas para los partidos en Sao Paulo y Río de Janeiro, y para las rondas de eliminación, indudablemente figuran por encima de sus precios oficiales. La entrada más barata en el mercado de reventa para la final del 13 de julio en el estadio Maracaná de Río de Janeiro alcanza los 5 mil 100 dólares.

Sin embargo, Wheeler supone que los precios bajarán más en los próximos días.

“Al comienzo siempre aparecen oportunistas que ponen sus entradas a precios altos, pero a medida que se acerca la fecha aparecen los verdaderos valores de mercado”, sostuvo.

Todas las notas BRASIL