Brasil
DEPORTES

El peor Brasil de la historia no alcanza ni el consuelo del 3er lugar

La selección brasileña de Luiz Felipe Scolari se retiró hoy de su Mundial con la cara llena de vergüenza. Ni siquiera pudo lograr el tercer lugar, pues perdió 0-3 contra Holanda. 
Eduardo Bautista
12 julio 2014 17:10 Última actualización 12 julio 2014 19:35
Brasil. (Reuters)

Brasil se va de su Copa del Mundo con 14 goles en contra. (Reuters)

La Selección de Brasil se fue de su Mundial abucheada e insultada por su gente. Los hombres de Luiz Felipe Scolari ni siquiera pudieron lograr el consuelo del tercer lugar, pues perdieron 0-3 contra Holanda en un partido claramente dominado por los europeos.

Humillada y sin dignidad, La Verdeamarela se va entre críticas y burlas. Tres goles de Robin van Persie (3'), Daley Blind (16') y Georginio Wijnaldum (91') fueron suficientes para enterrar la tradición brasileña, esa que la escuadra de "Felipao" traicionó con tácticas torpes y juegos sosos.

El abucheo de la gente en el Estadio Nacional de Brasilia fue impresionante, ensordecedor. De nada sirvió que los organizadores subieran al máximo el volumen de la música. Los reclamos se escucharon, y se escucharon fuerte. 

Los datos son duros: Brasil recibió 14 goles en esta Copa del Mundo, la mayor cantidad registrada en un Mundial desde México 1986, cuando Bélgica registró 15 anotaciones en contra. Además, el conjunto brasileño no perdía dos veces seguidas en un Mundial desde el partido por el tercer lugar en Alemania 1974.

Los brasileños salieron hoy a la cancha con el ánimo muerto. Jugaron por cumplir el trámite y nada más. Holanda aprovechó la situación y contribuyó con otra goleada a la humillación que inició Alemania el martes pasado. 

Ni siquiera el polémico penal cometido sobre Arjen Robben al comienzo del duelo oculta el bajo nivel de competencia que tiene esta selección.

Con una forma de juego que en nada evoca al Futbol Total de Johan Cruyff,  la selección holandesa de Louis van Gaal logró colarse al tercer puesto del torneo gracias a su irrefutable contundencia, la cual fue exhibida desde su primer partido, en aquel 5-1 contra España.

Hoy concluye para Brasil uno de los episodios más trágicos de su historia. La crisis es tan grande que la presidenta Dilma Rousseff propuso reformar el futbol brasileño. "Tenemos que crear el futbol de base. No es correcto que nuestras estrellas se vayan temprano del país. Tenemos que cambiar".

Un ácido y ríspido cuarto lugar es el premio que obtuvieron los brasileños por organizar la Copa del Mundo más cara de la historia. 

1
 

 

Brasil. (Reuters)
1
 

 

Brasil
1
 

 

Brasil
1
 

 

Holanda. (Reuters)
1
 

 

Holanda
Todas las notas BRASIL