Brasil
DEPORTES

Benzema, el artista francés que pinta para hacer historia

A diferencia de otras estrellas que han decepcionado en el Mundial, el francés Karim Benzema podría jugar un papel trascendental en el avance de la selección francesa. 
Ma. del Refugio Melchor
25 junio 2014 22:29 Última actualización 26 junio 2014 5:0
Karim Benzema es el mago de la selección francesa. (AP)

Karim Benzema es el mago de la selección francesa. (AP)

Cuando la Selección de Francia anunció la baja de su orquestador Franck Ribéry, automáticamente borraron su nombre de la lista de aspirantes a la corona de la Copa Mundial Brasil 2014; sin embargo, su sobria actuación en la fase de grupos le devolvió credibilidad gracias a la gran actuación de su estelar delantero Karim Benzema.

El goleador francés ya ha tenido que luchar contra el escepticismo. Su fichaje causó polémica cuando fue adquirido por Real Madrid en la temporada 2009-2010 por la módica suma de 35 millones de euros, procedente del Lyon.

Cinco años después, Karim pudo enriquecer su currículum en el equipo blanco con un campeonato de Liga, dos Copas del Rey y una Champions League; en Francia ganó tres torneos de la Ligue 1.

No es el típico nueve que sólo espera balones dentro del área para conseguir anotaciones. Por sus venas corre la cultura francesa, con esa sensibilidad se desplaza por todo el frente de ataque para abrir espacios, realizar combinaciones con sus compañeros, brindarles asistencias y rematar a gol.

A diferencia de otros miembros del Real Madrid, Karim tiene el mismo protagonismo con su Selección. En su primera Copa Mundial, el francés se desenvuelve con soltura, registra tres goles en igual número de partidos y sus pinceladas son aplaudidas por propios y extraños.

El técnico Didier Deschamps no se equivocó al iniciar la reestructuración del equipo francés con Benzema, ahora mismo nadie recuerda el desastre que ocurrió hace cuatro años cuando el conjunto galo fue eliminado en la primera ronda en el grupo que compartió con Sudáfrica, México y Uruguay.

Criticado por no convocar al artillero Samir Nasri (Manchester City), Deschamps decidió cargar la responsabilidad a Benzema, quien fue distinguido como el mejor jugador del partido en los tres juegos de primera ronda ante Honduras, Suiza y Ecuador.

Junto con las nuevas figuras como Raphael Varane, Oliver Giroud, Yohan Cabaye y Antoine Griezmann, Francia es una promesa que puede madurar en cualquier momento.

Todas las notas BRASIL