Brasil
DEPORTES

Argentina, un peligro que anota pocos goles

La selección argentina nunca ha estado muy acostumbrada a anotar muchos goles. Sus registros de anotaciones en este Mundial son pobres comparados con los de Brasil o Colombia, sin embargo, Messi es la figura, el peligro ante cualquier rival. 
Domingo Aguilar
01 julio 2014 22:41 Última actualización 02 julio 2014 5:0
Con pocos goles, Argentina está en cuartos de final. (Reuters)

Con pocos goles, Argentina está en cuartos de final. (Reuters)

A pesar de lo poco explosivo de la ofensiva argentina, ayer alcanzó ante Suiza los siete goles que hizo en México 1986 hasta antes de empezar la ronda de los ocho mejores. Sin embargo, en esta ocasión más del 50 por ciento de las anotaciones la suma su figura del equipo, Lionel Messi. En los Mundiales de 1978 y 1986, en que la escuadra albiceleste quedó campeona, los goles se repartieron entre cuatro y cinco jugadores, respectivamente.

La figura del Barcelona, hasta ahora segundo mejor ariete de la fiesta en Brasil, asumió la responsabilidad de guiar a su Selección y logró evitarle apuros matemáticos a su equipo en la fase de grupos, aparte de dar la asistencia a Ángel Di María para superar a los helvéticos en tiempos extra. El rosarino ha disparado en 15 ocasiones en busca de aumentar el marcador y de los ocho intentos que han tenido dirección de gol se han colado la mitad.

De acuerdo con estadísticas de la FIFA, el conjunto sudamericano es el que más ha buscado el arco rival, pues tras cuatro partidos lleva 19 disparos bloqueados, 24 salvados por el portero o defensas contrarios, además de 28 tiros sin dirección a portería. Los argentinos han ensayado 77 veces en total contra los arcos enemigos, pero sólo han convertido el 9 por ciento de sus embates.

Los argentinos lograron la clasificación a la fase de cuartos de final con el sexto mejor registro de goles, por debajo de Holanda (12), Colombia (11), Francia (10), Alemania (9) y Brasil (8). Las veces que Argentina ha salido campeona nunca ha sido líder de goleo después de la ronda de octavos; a pesar de ello, cada que los pamperos logran superar los cuartos suelen llegar a la final; nunca han caído en semifinales.

Cuando el país del tango fue campeón en 1978, logró un total de 15 dianas; en 1986 registró 14, pero cuando obtuvo su mejor marca fue en 1930 con 18; sin embargo, el trofeo se lo arrebató Uruguay, así como Alemania lo hizo en Italia 1990, competencia en la que los argentinos accedieron a la final con sólo cinco goles a favor.

Todas las notas BRASIL