Bloomberg

Tokio derribará 'un recuerdo' del modernismo japonés 

Uno de los hoteles más emblemáticos de Tokio y del modernismo japonés, el Hotel Okura, será demolido para dar paso a un nuevo hotel que será usado para los Juegos Olímpicos de 2020 aunque muchos personas se oponen a derribar esta pieza de historia.
Komaki Ito y Andreea Papuc
26 agosto 2015 20:23 Última actualización 26 agosto 2015 22:30
El Okura recibió a presidentes estadounidenses como Richard Nixon y Barack Obama. (Foto tomada de hotelokura.co.jp)

El Okura recibió a presidentes estadounidenses como Richard Nixon y Barack Obama. (Foto tomada de hotelokura.co.jp)

El emblemático guiño de Tokio al Modernismo japonés, el Hotel Okura, se despedirá de sus últimos huéspedes la semana próxima y enfrentará el martillo de la demolición, pese a las peticiones recibidas del mundo entero para salvarlo.

Uno de los hoteles más emblemáticos de Tokio y del modernismo japonés, el Hotel Okura, será demolido para dar paso a un nuevo hotel que será usado para los Juegos Olímpicos de 2020, aunque muchos personas se oponen a derribar esta po

El hotel de los años 60, que ha recibido a dignatarios internacionales e inspirado a multitud de admiradores ansiosos por preservarlo, cerrará sus puertas el 31 de agosto para dar lugar a un nuevo hotel deslumbrante reconstruido a tiempo para los Juegos Olímpicos 2020, con un costo de unos 100 mil millones de yenes (836 millones de dólares).

“Lo extraño del Okura es que constituye la encarnación perfecta del Modernismo de los sesentas, y representa esa primerísima ola de nuevo desarrollo en la región”, dijo en una respuesta a un cuestionario por correo electrónico Tyler Brule, jefe editorial de la revista Monocle, que encabezó una campaña que incluyó una petición con casi 9 mil firmas. “Sólo por esa razón, merece ser preservado”.

1
 

 

Hotel Okura . (Foto tomada de pinterest.com)


La petición tuvo mucha repercusión en la prensa y apuntó a la preservación arquitectónica, o “su inexistencia”, dijo Brule. Monocle imprimió libros encuadernados con hilo de lino y los regaló a cada miembro del consejo de administración de Okura para alentarlos a reconsiderar la destrucción del hotel, agregó.

Desde su inauguración en 1962 frente a la Embajada de los Estados Unidos, en el terreno de una antigua propiedad feudal, el Okura recibió a presidentes estadounidenses como Richard Nixon y Barack Obama y apareció en la novela 'Solo se vive dos veces' de James Bond.


La noticia de su demolición generó páginas en Facebook y un hashtag en Instagram de Tomas Maier, el director creativo de Bottega Veneta, para salvar el edificio que evocaba la elegancia de una época en un país acostumbrado a derribar y reconstruir.

1
 

 

hotel okura


EL AMANTE 

Andrew Lindsay, de 44 años, es uno de esos devotos. En un viaje a Tokio en junio, el ejecutivo de Deutsche Bank con sede en Seúl pasó un día tomando fotos del hotel.

“Tenía esa arquitectura Modernista perfecta de mediados de siglo con un aire japonés”, dijo Lindsay, que se alojó por primera vez en el Okura en un viaje de negocios en 2002. Este neozelandés viajó a Tokio dos veces en el último año y subió las fotos a una página en Facebook bajo el título “Save the Okura”.

Los admiradores lamentan sobre todo la pérdida de los espacios públicos del Okura: una recepción totalmente abierta con sus tonos apagados, las características luces colgantes, disposiciones de mesas y sillas en forma de loto, y un mapa del mundo con los husos horarios encendidos, así como también el lugar de tragos del hotel, el

1
 

 

okura


“La elegancia de la recepción, el bulevar de compras en el nivel inferior, la mujer del guardarropas y la encargada del puesto de diarios en kimono, el encantador Orchid Bar, lleno de humo”, dijo Brule de Monocle. “Todas las áreas públicas son magníficas”.

Tokio se apresura a incrementar el alojamiento antes de los Juegos Olímpicos de 2020. Ayudados por un yen más débil, los turistas alcanzaron 11 millones este año hasta julio, 47 por ciento más que un año antes, según la Organización Nacional del Turismo de Japón.

Todas las notas BLOOMBERG
Huawei no está ebria, aunque podría estar un poco mareada
¿Cómo evitar que la Estatua de la Libertad se ahogue?
Así era el lavado de dinero dentro de Banamex USA
¿Por qué Ford despidió a su CEO?
Aumentan despidos de líderes ejecutivos por mentiras o fraudes
Si Trump cree que puede escapar con despidos, está equivocado
Snapchat se acercó tanto al santo grial, que puede terminar 'pecando'
¡Basta! Lo que están haciendo con las donas es demasiado
¿Te imaginas un mundo sin café? Estos científicos luchan para evitarlo
A Honda podría irle mejor sobre dos ruedas que sobre cuatro
Cómo cambió la imagen del tequila a lo largo del tiempo
Por qué estos nachos valen 30 dólares en EU
Una mirada al pasado podría revelar el futuro del iPhone
Una computadora lenta, el drama 'godín' del que pocos se libran
Este hombre gasta millones contra relación Trump-Musk
Cinco cosas que estamos a punto de saber sobre Siria y Trump
¿No te suben el sueldo? La culpa no es tuya, sino de tu empresa
¿Sabes a dónde ir de vacaciones? Branson propone hacerlo bajo el mar
El comercial de Pepsi era bueno... pero en la época 'hippie'
Así es como México la 'rompió' en el mercado petrolero
Cara de Warren Buffett adornará latas de Coca-Cola en China
Esto es lo que Ross quiere tratar en el encuentro entre Trump y Xi Jinping
Ni los mejores seleccionadores de acciones superan a los robots
América Latina necesita más denunciantes
Musk quiere aplastar a la competencia con mayor producción del Model 3