Bloomberg

¿Quieres desacelerar el cambio climático? Deja de tener bebés

El mundo estaría mejor con menos habitantes o por lo menos esa es la conclusión a la que llega el profesor de filosofía Travis Rieder ante los niveles de dióxido de carbono que observa el mundo.
Bloomberg
23 septiembre 2016 21:2 Última actualización 25 septiembre 2016 5:0
Bebes en hospital (Bloomberg)

Bebes en hospital (Bloomberg)

El dióxido de carbono no mata a los climas, es la gente quien lo hace. Y el mundo estaría mejor con menos habitantes.

Este es el resumen simplista del provocativo libro de Travis Rieder, un profesor de filosofía moral y especialista en bioética de la Universidad Johns Hopkins.

Cuando los economistas escriben sobre el cambio climático, suelen referirse a algo denominado la identidad de Kaya - básicamente un problema de multiplicación que les ayuda a estimar cuánto dióxido de carbono estamos dirigiendo a la atmósfera. Según la identidad de Kaya el ritmo de contaminación del clima es más o menos la consecuencia de cuatro cosas:

1. Qué tanto carbono aportan los combustibles

2. Cuánta energía necesita una economía para producir su PIB

3.
El PIB per cápita

4.
La población

Tras años de escuchar a los encargados de formular políticas y discutir sobre si esto o aquello contiene poco carbono o está libre de carbono, Rieder, básicamente, se concentra en lo que nadie quiere reconocer: el número de habitantes en el mundo, particularmente en los países ricos es, literalmente, parte de la ecuación.

Pensemos en el concepto de Rieder como argumento para tener presente si es que el Acuerdo de París, que se firmará entre 195 naciones esta semana, no llegara a abordar el problema.

A continuación un resumen de la entrevista editada con Rieder:

P: ¿Cuál parece ser el problema?

R: Tenemos 19 millones de huérfanos para adopción, y un catastrófico cambio climático en el horizonte. Traer un niño al mundo empeora el cambio climático. De no actuar juntos, quizás tampoco sea bueno para los niños.

Tenemos dos opciones. Se podría decir que el cambio climático es un gran problema estructural, por lo que requiere una solución estructural; eso es una cuestión de políticas.

O se podría decir que es un problema que requiere que cambiemos nuestra cultura en términos de obligaciones individuales, con lo cual todos deberían pensar en formar familias pequeñas. Si queremos seguir viviendo en casas grandes, volando aviones privados y ese tipo de cosas, tendría que ser menor la cantidad de gente que habite en la Tierra.

P: Por lo menos en los países con mayor carga de carbono, ¿Cree que alguna vez podría ocurrir eso?

R: Sobre todo lo que quiero es poner otra opción sobre la mesa. La población es parte central de la ecuación en lo que respecta a las emisiones totales, pero se pasa por alto porque a la gente no le gusta hablar de eso.

Las emisiones totales se calculan como emisiones per cápita multiplicadas por la población menos los avances tecnológicos.

Hasta ahora hemos estado tratando de que la gente renuncie a sus juguetes - para cambiar las emisiones per cápita. Así que, si se muestran reticentes a hacerlo, tenemos aquí esta otra opción: empezar a poner presión sobre las familias. Si esta presión resultara muy, pero muy desagradable, entonces tal vez la gente se decida por la otra opción.

Si pudiéramos arreglar todo a través de la descarbonización de nuestra economía, entonces lo más probable es que la variable poblacional no sería una preocupación real.

P: ¿Estamos ante la desagradable sensación de que nos ponen un ‘arma moral’ en la cabeza?

R: Sospecho que a la mayoría de gente no le parece tan desagradable. Las tendencias demográficas demuestran que cuando se le da la alternativa a la mujer, se le educa, se le da poder en el hogar, y se lucha contra una sociedad patriarcal, entonces las tasas de fertilidad descienden.

Hay cosas que, obviamente, no se deben hacer nunca. Nunca se deben violar los derechos humanos básicos de esterilización forzada o el aborto forzado. Eso está fuera de discusión. Pero sí se puede proporcionar planificación familiar y brindar cuidado de la salud.

P: El papa Francisco quiere luchar contra el cambio climático, pero no estoy seguro de que esté plenamente de acuerdo con su propuesta.

R: Probablemente la religión -no sólo el catolicismo, también el mormonismo, el judaísmo ultraortodoxo, y algunas más- sea una buena razón para pensar en usar a la población para subir la apuesta.

Si eres católico, y te enfrentas el cambio climático, rehusándote a los anticonceptivos y continuando con las relaciones sexuales, el resultado previsible es que tengas más hijos que el número promedio. Entonces, será mejor que hagas todo lo posible por contrarrestar esta posición por otros medios.

Cuando eliges, tiene un costo que de alguna manera vas a pagar.

Todas las notas BLOOMBERG
Unilever tiene un respiro, pero está en la mira del 'tiburón'
Diésel costará miles de millones de dólares a la industria automotriz
Apple contrata a jefe de Fire TV de Amazon para su negocio de TV
Guerra tonta e inútil de Trump vs. TLCAN acabará mal
Nominado por Trump a Salud, 'enfermo' de sospechas
Cinco pasos para repeler la furia de Trump en Twitter
Cómo sabremos si Trump vuelve a hacer grande a Estados Unidos
El ranking económico de Obama, los Bush, Clinton, Carter y Reagan
En Samsung, la monarquía constitucional funciona
Mitos y realidades de la presidencia de Donald Trump
Cancelación de Ford: mala para México, buena para... ¿los robots?
Cómo Domino's modernizó sus pedidos y ahora usa hasta emojis y drones
Éste es el pequeño y sucio secreto de la contaminación en la CDMX
Si eres tan inteligente, ¿por qué no eres rico?
Cinco hechos sobre la popularidad de Trump, según Bloomberg
Startup predice el PIB con imágenes satelitales de luces nocturnas
Olvida el bitcoin y el pago móvil; el efectivo aún es el rey
Oro se hunde ante euforia por el riesgo
La estrategia de Starbucks para atrapar a los 'románticos' del café
EU paga millones a Apple por ocultar ganancias en el extranjero
Esta empresa mexicana genera nuevos empleos en Estados Unidos
Millonarios atraídos por la filantropía médica
Inmigrantes protagonizaron el primer Día de Acción de Gracias en EU
La ‘Guerra Fría’ de Putin contra las tecnológicas de EU
Esta colonia de Iztapalapa compra las computadoras que en EU ya no quieren