Postergan ingreso de finlandeses al trabajo por largos años universitarios
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Postergan ingreso de finlandeses al trabajo por largos años universitarios

COMPARTIR

···
Bloomberg

Postergan ingreso de finlandeses al trabajo por largos años universitarios

Los estudiantes finlandeses obtienen su primer título universitario a la edad promedio de 29 años, ya que permanecen en la universidad más tiempo que en todos los demás países desarrollados excepto Austria, Holanda y Dinamarca.

Bloomberg
22/08/2014

Tuomo Kareoja, que está iniciando su octavo año de estudios en la Universidad de Helsinki, analiza sumar un cuarto título a su especialización actual en historia, psicología social y estadística.

Está ocultándose del mercado de trabajo, que se resintió conforme Finlandia enfrentó dos recesiones en los seis últimos años. A los 27 años, ha recurrido a la ayuda del gobierno y su familia, en tanto ansía ingresar de veras en la vida laboral.

“Cuando digo que soy estudiante, da la sensación de que estoy logrando algo como ser desocupado”, dijo, bebiendo té verde en una cafetería cerca del edificio principal de la universidad. “A decir verdad, la diferencia quizá no sea tan grande”.

,,

La economía de Finlandia, estragada por los problemas de Nokia Oyj y pérdidas en su industria papelera, se esfuerza actualmente por compensar la demanda en baja en la debilitada economía rusa, uno de sus mayores mercados de exportación. Las sanciones comerciales impuestas recíprocamente por la Unión Europea y Rusia han agravado la perspectiva. Los jóvenes continúan estudiando para no sumarse a las filas de los desempleados, que actualmente conforman más del 9 por ciento del total de trabajadores, en comparación con un mínimo de 5,2 por ciento a mediados de 2008.

Los estudiantes finlandeses permanecen en la universidad más tiempo que en todos los demás países desarrollados excepto Austria, Holanda y Dinamarca, obteniendo su primer título universitario a la edad promedio de 29 años, según un informe de 2013 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. Esto se compara con 24 años para los británicos, 26 para los alemanes y la media para OCDE de 27 años. La mayoría de los finlandeses que se gradúan de la universidad obtiene una maestría.

ENSEÑANZA GRATUITA

Lo que facilita los largos años en la universidad es el hecho de que los alumnos no deben pagar la enseñanza. El Estado también ofrece becas de hasta 500 euros (670 dólares) mensuales más un sostén para alimentación y préstamos de hasta 400 euros mensuales. La educación es un refugio seguro para los estudiantes, pero la economía se resiente cuando postergan su ingreso al mercado laboral y no tienen las capacidades que éste necesita, dijo Hannu Kaseva, economista en el instituto de investigación ETLA de Helsinki.

“Nuestro sistema educativo nos está generando más vagos”, dijo por teléfono. “Piense en la inversión perdida cuando sólo la mitad de los graduados encuentra un trabajo adecuado para su formación”.

Alentar a las universidades a cooperar con posibles empleadores reduciría la naturaleza teórica de los estudios y ayudaría a cerrar la brecha de las habilidades, dijo. El país no forma suficientes médicos, enfermeras y dentistas, según el Ministerio de Economía. Finlandia tiene una sobreoferta de empleados de oficina e ingenieros en TI gracias al éxito de Nokia en la fabricación de teléfonos móviles a comienzos de los 2000, que culminó este año en la venta de su unidad insignia de teléfonos portátiles a Microsoft Corp.

Antti Niskanen, de 28 años, se recibió el año pasado con una maestría en gestión empresarial de la Escuela de Negocios Aalto. Encontró un mercado laboral poco promisorio: viene presentando solicitudes para empleos que se adaptarían a su formación desde septiembre de 2012, cuando terminó un contrato temporario con el grupo bancario OP-Pohjola. Trabajó durante un breve período como cajero en la casa de cambio Forex Bank AB.

“Cuando entré en la universidad, pensé ‘Listo, tengo todo resuelto, y no tendré que preocuparme por el empleo’”, dijo en un bar en el barrio Munkkiniemi de Helsinki. “Es muy deprimente saber que hay otros 200 postulantes para el mismo puesto. Por supuesto, esto afecta cosas más importantes –tener hijos, comprar una casa. Todo queda en suspenso”.

,