Bloomberg

Petrobras ganó algo: una lección

No sólo la corrupción ha golpeado a Petrobras, también lo ha hecho la mala administración y las decisiones con lógica política, pero sin lógica empresarial. Ahora el gigante debe voltear a la meritocracia para renovar el rumbo.
Bloomberg
24 abril 2015 17:37 Última actualización 25 abril 2015 5:0
Etiquetas
Hasta ahora 39 personas han sido indiciadas en Brasil por cargos de corrupción, lavado de dinero y extorsión en Petrobras. (Reuters)

Hasta ahora 39 personas han sido indiciadas en Brasil por cargos de corrupción, lavado de dinero y extorsión en Petrobras. (Reuters)

La enorme depreciación de Petrobras contesta esta semana la pregunta por el costo de su corrupción y plantea un interrogante mucho mayor: si la petrolera estatal puede recuperar su papel de base económica de Brasil y fuente de orgullo nacional.

El problema no es sólo la corrupción. La depreciación producto de las transgresiones de sus ejecutivos representa menos de la octava parte de los 17 mil millones de dólares de cargos de Petrobras en 2014; el grueso obedece a la mala administración de dos proyectos de refinería. Bastó para infligirle a Petrobras la primera pérdida operativa anual desde 1991.

Los exbanqueros estatales que ahora están al frente de la compañía petrolera más endeudada del mundo evitaron el desastre al hacer auditar las muy demoradas ganancias de 2014, eliminando así los argumentos de los acreedores respecto de una aceleración del reembolso de parte de la deuda de 135 mil millones de dólares de Petrobras. Lo que está por verse es en qué medida pueden aislar al gigante petrolero de decisiones que tienen sentido en el plano político pero que resultan calamitosas en un contexto empresarial, al tiempo que reducen deuda y concretan proyectos con puntualidad y en el marco de su presupuesto.


“La mayor lección a entender es que la estructura administrativa de Petrobras, basada en designaciones políticas, no funciona”, dijo Alvaro Marangoni, que contribuye a la administración de 500 millones de dólares en su condición de socio de Quadrante Investimentos en Sao Paulo.

El primer indicio de una nueva dirección en Petróleo Brasileiro SA es la ausencia de ministros del gobierno en la nueva junta directiva, dijo Joao Augusto de Castro Neves, director para América Latina de la firma consultora Eurasia Group, que tiene sede en Washington. El exministro de Hacienda Guido Mantega presidía la junta directiva anterior, y antes que él lo hizo Dilma Rousseff, que se desempeñaba en ese momento como jefa de Gabinete del presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva y es en la actualidad la presidenta del país.

Fue la preocupación de Mantega respecto de la inflación lo que llevó a Petrobras a comprar combustible en el exterior para venderlo a pérdida a los brasileños, lo que mantuvo bajos los precios para los consumidores pero incrementó la deuda de Petrobras. Otras instancias de intromisión gubernamental, desde permitir que aliados políticos designaran ejecutivos hasta invertir en lejanas refinerías que nunca se completaron, resultaron igualmente caras.

Ahora la compañía dice que el próximo presidente será Murilo Ferreira, el máximo responsable ejecutivo de la compañía minera Vale SA, que sucederá a Luciano Coutinho, el presidente del banco de desarrollo estatal BNDES. Petrobras también se ha deshecho de muchos de los administradores comprometidos con los políticos que impulsaron proyectos de creación de empleo como Comperj, la planta química de Río de Janeiro que aún no se ha completado, que contribuyó con 21 mil 800 millones de reales (7 mil 300 millones de dólares) al déficit del año pasado.

“Lo que Petrobras necesita es una inyección de meritocracia”, dijo Marangoni, de Quadrante Investimentos.


Todas las notas BLOOMBERG
A Honda podría irle mejor sobre dos ruedas que sobre cuatro
Cómo cambió la imagen del tequila a lo largo del tiempo
Por qué estos nachos valen 30 dólares en EU
Una mirada al pasado podría revelar el futuro del iPhone
Una computadora lenta, el drama 'godín' del que pocos se libran
Este hombre gasta millones contra relación Trump-Musk
Cinco cosas que estamos a punto de saber sobre Siria y Trump
¿No te suben el sueldo? La culpa no es tuya, sino de tu empresa
¿Sabes a dónde ir de vacaciones? Branson propone hacerlo bajo el mar
El comercial de Pepsi era bueno... pero en la época 'hippie'
Así es como México la 'rompió' en el mercado petrolero
Cara de Warren Buffett adornará latas de Coca-Cola en China
Esto es lo que Ross quiere tratar en el encuentro entre Trump y Xi Jinping
Ni los mejores seleccionadores de acciones superan a los robots
América Latina necesita más denunciantes
Musk quiere aplastar a la competencia con mayor producción del Model 3
Dejen de culparse unos a otros y empiecen a gobernar: Bloomberg
Google debe cuidar su gallina de los huevos de oro publicitaria
En teoría, el capitalismo reducirá la desigualdad... con el tiempo
Apple se topa con la dura realidad de su iPad
Por qué la gente aún vive y muere en los vertederos de basura
Horario de verano: sin sentido, peligroso y costoso
Si Zara está cayendo, qué será de sus competidores
¿Por qué Snap necesita meterse en la cabeza de sus usuarios?
Hoteles, cómo convencer a sus huéspedes de que no son espiados