Bloomberg

Petrobras ganó algo: una lección

No sólo la corrupción ha golpeado a Petrobras, también lo ha hecho la mala administración y las decisiones con lógica política, pero sin lógica empresarial. Ahora el gigante debe voltear a la meritocracia para renovar el rumbo.
Bloomberg
24 abril 2015 17:37 Última actualización 25 abril 2015 5:0
Etiquetas
Hasta ahora 39 personas han sido indiciadas en Brasil por cargos de corrupción, lavado de dinero y extorsión en Petrobras. (Reuters)

Hasta ahora 39 personas han sido indiciadas en Brasil por cargos de corrupción, lavado de dinero y extorsión en Petrobras. (Reuters)

La enorme depreciación de Petrobras contesta esta semana la pregunta por el costo de su corrupción y plantea un interrogante mucho mayor: si la petrolera estatal puede recuperar su papel de base económica de Brasil y fuente de orgullo nacional.

El problema no es sólo la corrupción. La depreciación producto de las transgresiones de sus ejecutivos representa menos de la octava parte de los 17 mil millones de dólares de cargos de Petrobras en 2014; el grueso obedece a la mala administración de dos proyectos de refinería. Bastó para infligirle a Petrobras la primera pérdida operativa anual desde 1991.

Los exbanqueros estatales que ahora están al frente de la compañía petrolera más endeudada del mundo evitaron el desastre al hacer auditar las muy demoradas ganancias de 2014, eliminando así los argumentos de los acreedores respecto de una aceleración del reembolso de parte de la deuda de 135 mil millones de dólares de Petrobras. Lo que está por verse es en qué medida pueden aislar al gigante petrolero de decisiones que tienen sentido en el plano político pero que resultan calamitosas en un contexto empresarial, al tiempo que reducen deuda y concretan proyectos con puntualidad y en el marco de su presupuesto.


“La mayor lección a entender es que la estructura administrativa de Petrobras, basada en designaciones políticas, no funciona”, dijo Alvaro Marangoni, que contribuye a la administración de 500 millones de dólares en su condición de socio de Quadrante Investimentos en Sao Paulo.

El primer indicio de una nueva dirección en Petróleo Brasileiro SA es la ausencia de ministros del gobierno en la nueva junta directiva, dijo Joao Augusto de Castro Neves, director para América Latina de la firma consultora Eurasia Group, que tiene sede en Washington. El exministro de Hacienda Guido Mantega presidía la junta directiva anterior, y antes que él lo hizo Dilma Rousseff, que se desempeñaba en ese momento como jefa de Gabinete del presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva y es en la actualidad la presidenta del país.

Fue la preocupación de Mantega respecto de la inflación lo que llevó a Petrobras a comprar combustible en el exterior para venderlo a pérdida a los brasileños, lo que mantuvo bajos los precios para los consumidores pero incrementó la deuda de Petrobras. Otras instancias de intromisión gubernamental, desde permitir que aliados políticos designaran ejecutivos hasta invertir en lejanas refinerías que nunca se completaron, resultaron igualmente caras.

Ahora la compañía dice que el próximo presidente será Murilo Ferreira, el máximo responsable ejecutivo de la compañía minera Vale SA, que sucederá a Luciano Coutinho, el presidente del banco de desarrollo estatal BNDES. Petrobras también se ha deshecho de muchos de los administradores comprometidos con los políticos que impulsaron proyectos de creación de empleo como Comperj, la planta química de Río de Janeiro que aún no se ha completado, que contribuyó con 21 mil 800 millones de reales (7 mil 300 millones de dólares) al déficit del año pasado.

“Lo que Petrobras necesita es una inyección de meritocracia”, dijo Marangoni, de Quadrante Investimentos.


Todas las notas BLOOMBERG
Por esta razón, China ganaría en la carrera de la inteligencia artificial
Slim vende 10 mdd en acciones de The New York Times
Izquierda de América Latina aplaude los "caprichos" de Maduro
Esta empresa tiene la fórmula para 'ganarle' a Uber
Maduro aguarda respuesta de EU luego de una votación violenta
Los flamingos han vuelto a las pasarelas...
Reino Unido prohibirá vehículos diésel y de gasolina para 2040
Ganancias de bancos en EU alcanzan niveles previos a la crisis
Musk presume que construirá el túnel más largo del mundo… ¿será?
Zona radioactiva de Chernobyl podría albergar gran parque solar
Deja un momento tu iPhone y... ¡aprecia su genialidad!
Drones letales y viajes supersónicos ‘toman’ París
Soy Mohammed bin Salman, heredé un reino ¿Y ahora?
En realidad, Travis Kalanick deja un lugar difícil de llenar
Janet Yellen es la mejor sucesora de sí misma en la Fed
El clima está demasiado caliente para que algunos aviones vuelen
Ya es hora de que el bitcoin se consolide
En Hong Kong sale más barato vivir en un coche que en un 'depa'
¿Buscas culpar a alguien por el escándalo de Uber? Mírate en el espejo
El problema de Zara: ropa barata, acciones caras
Este tipo trata de 'curar' la adicción a la carne, que llama el 'nuevo tabaco'
El futuro de la clase ejecutiva de los aviones ya nos alcanzó
Este papá y Microsoft están luchando con datos contra la muerte de bebés
¿Qué se roban en los restaurantes? De todo, literalmente, de todo
Putin dice que le gusta la gente como Trump