Bloomberg

Londres triunfa donde otras Olimpíadas fallaron

Tras las Olimpiadas de Londres 2012 no quedaron “elefantes blancos”, las instalaciones que no tendrían utilidad para la ciudad fueron temporales y desmontadas tras la clausura, el resto ha dado nueva vida a la capital británica.
Bloomberg
18 julio 2014 22:37 Última actualización 19 julio 2014 5:0
Bandera Olímpica en Londres 2012 (© 2012 / Comité International Olympique (CIO) / FURLONG, Christopher )

Bandera Olímpica en Londres 2012 (© 2012 / Comité International Olympique (CIO) / FURLONG, Christopher )

Un cerco color verde lima rodea el futuro emplazamiento de la academia de hip hop de una compañía de ballet de 330 años de antigüedad y el nuevo campus de una universidad que produjo 28 Premios Nobel.

La ecléctica combinación es la última etapa de la transformación de un vertedero de residuos tóxicos del este de Londres en un oasis que convocó a urbanistas de todo el mundo. Hace dos años, había atraído a atletas y espectadores de los Juegos Olímpicos.

Si bien las ciudades de Atenas a Sídney han tenido dificultades para aprovechar las instalaciones construidas para sus juegos, Londres las utilizó como trampolines para insuflar nueva vida en el barrio de Stratford, impulsando el desarrollo de la capital británica hacia el este.


“La imagen de Stratford como una zona que había que rehuir ha desaparecido por completo y se ha convertido en una zona a la que hay que ir en lugar de evitar”, dijo Dennis Hone, máximo responsable ejecutivo de London Legacy Development Corporation. “Esto tiene que ver con el crecimiento económico en la zona, un nuevo equilibrio en la economía londinense y la creación de empleo”.

La candidatura de Londres para los Juegos Olímpicos que resultó ganadora en 2005 presentaba el impacto que éstos tendrían en la ciudad como argumento fundamental. El entonces secretario de Relaciones Exteriores Jack Straw dijo que serían “no sólo una celebración del deporte sino también una fuerza de regeneración”.

La utilidad futura de las instalaciones fue evaluada y, donde no se la podía garantizar, los planificadores levantaron estructuras provisorias, como los estadios de básquet y hockey, que fueron desarmados después de la ceremonia de cierre. También ubicaron el centro de medios, que, según dijeron, tiene las mejores conexiones de fibra óptica del Reino Unido, donde pudiera enlazarse con East London Tech City, arco de compañías de medios y tecnología que se extiende hasta el “silicon roundabout” de Old Street, el distrito tecnológico de Londres.

'PUNTO CLAVE'

“El punto clave fue la herencia, que estuvo presente desde un comienzo; no puede reponerse más tarde”, señaló Allan Brimicombe, profesor de geoinformación que supervisó el estudio de Impacto Olímpico financiado por el Estado del Consejo de Investigación Económica y Social.

“Establecer acuerdos entre partes significó que los mecanismos del gobierno eliminaron las actitudes de 'no se puede' y generaron una actitud de 'se puede'”.

Ese enfoque funciona a pleno en la oficina de Hone, a diez pisos de las calles del este de Londres.
En una maqueta de madera del parque olímpico, bloques de plástico señalan los edificios que ocupará un teatro de 600 localidades para la compañía de ballet Sadlers Wells, su escuela de hip hop, un anexo del Victoria and Albert Museum y las instalaciones del University College London.

La transformación de la zona, y la ausencia de instalaciones sin uso -una comisión de legisladores de la Cámara de los Lores dijo que buscaron “elefantes blancos” y no hallaron ninguno- despertó interés en ciudades como Filadelfia, Boston y Tokio. Quieren aprender de la forma en que Londres administró unas Olimpíadas que costaron 8 mil 770 millones de libras.

Todas las notas BLOOMBERG
Por esta razón, China ganaría en la carrera de la inteligencia artificial
Slim vende 10 mdd en acciones de The New York Times
Izquierda de América Latina aplaude los "caprichos" de Maduro
Esta empresa tiene la fórmula para 'ganarle' a Uber
Maduro aguarda respuesta de EU luego de una votación violenta
Los flamingos han vuelto a las pasarelas...
Reino Unido prohibirá vehículos diésel y de gasolina para 2040
Ganancias de bancos en EU alcanzan niveles previos a la crisis
Musk presume que construirá el túnel más largo del mundo… ¿será?
Zona radioactiva de Chernobyl podría albergar gran parque solar
Deja un momento tu iPhone y... ¡aprecia su genialidad!
Drones letales y viajes supersónicos ‘toman’ París
Soy Mohammed bin Salman, heredé un reino ¿Y ahora?
En realidad, Travis Kalanick deja un lugar difícil de llenar
Janet Yellen es la mejor sucesora de sí misma en la Fed
El clima está demasiado caliente para que algunos aviones vuelen
Ya es hora de que el bitcoin se consolide
En Hong Kong sale más barato vivir en un coche que en un 'depa'
¿Buscas culpar a alguien por el escándalo de Uber? Mírate en el espejo
El problema de Zara: ropa barata, acciones caras
Este tipo trata de 'curar' la adicción a la carne, que llama el 'nuevo tabaco'
El futuro de la clase ejecutiva de los aviones ya nos alcanzó
Este papá y Microsoft están luchando con datos contra la muerte de bebés
¿Qué se roban en los restaurantes? De todo, literalmente, de todo
Putin dice que le gusta la gente como Trump